Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar reclama al BBVA más información sobre los acuerdos firmados con Telefónica

El presidente del Gobierno, José María Aznar, recibió ayer en La Moncloa a uno de los presidentes del BBVA, Francisco González, con el que estuvo una hora. No acudió al encuentro, tal como se había previsto en la agenda del presidente, el otro presidente de la entidad, Emilio Ybarra. Aznar reclamó a González más información sobre los términos de la alianza suscrita con Telefónica y le llamó la atención por la falta de detalles sobre dicha operación. González explicó al presidente que la alianza no es excluyente y que La Caixa ha sido invitada a participar.

Francisco González, copresidente del BBVA, acudió al Palacio de La Moncloa a las 11 de la mañana. Su propósito era aclarar al presidente del Ejecutivo la alianza BBVA-Telefónica para el desarrollo de negocios conjuntos por Internet, el comercio electrónico y la telefonía móvil, entre otros puntos. La entrevista con Aznar se prolongó por espacio de una hora. Según las fuentes consultadas, el presidente del Ejecutivo, que designó a Francisco González como responsable del Grupo Argentaria en 1996 antes de su total privatización, lamentó que ni Telefónica ni la entidad bancaria facilitaran al Ejecutivo información "suficientemente precisa" sobre los términos y que no midieran las consecuencias de la alianza antes de hacer pública el pasado 11 de febrero. La pasada semana, el ministro de Fomento, Rafael Arias-Salgado, aseguró que el Gobierno se enteró de la alianza sólo 24 horas antes de que se anunciara públicamente, gracias a una llamada del presidente de la operadora, Juan Villalonga, que también fue designado por el Gobierno para el cargo en 1996. No obstante, el ministro de Economía y vicepresidente segundo, Rodrigo Rato, ha reconocido que las negociaciones para alcanzar el acuerdo le fueron adelantadas. Los puntos concretos del mismo se le comunicaron el día antes de su anuncio.

Fuentes de La Moncloa indicaron que se trató de un encuentro privado y recordaron que Aznar se reúne habitualmente con banqueros y empresarios. Otras fuentes señalan que el propósito real de la reunión era transmitir "tranquilidad" al Gobierno. Según esas fuentes, vinculadas a la operadora, se trataba de que uno de los responsables de la alianza, simbolo del poder que pueden alcanzar las telecomunicaciones y las finanzas en la nueva economía, "rindiera pleitesía" al poder político tradicional.

Consecuencias del acuerdo

La alianza siguió provocando reacciones. El portavoz del PSOE en materia de telecomunicaciones, Jesús Caldera, reiteró en un encuentro con la prensa que "el Gobierno debe utilizar cualquier mecanismo a su alcance para parar la alianza" porque, a su juicio, "supone una enorme concentración de poder en los medios de comunicación y en Internet que limita la capacidad de elegir de los ciudadanos". En la misma línea se pronunció el representante de IU, Luis María González: "Bruselas debería tomarse más en serio este asunto", dijo. Por su parte, el portavoz del PNV, Xabier Albistur, pidió mayor rigor en los órganos de la competencia. "Estas iniciativas nunca son inocuas para el conjunto del mercado", según Jordi Jané, de CiU, mientras que para Ana Mato (PP) no hay nada que decir "salvo que afecte al ciudadano" o presente problemas de incompatibilidad accionarial contra la competencia.

Por otro lado, la entidad italiana Unicredito admitió ayer la dificultad de llegar a un acuerdo con el BBVA a causa de la "movilidad de las condiciones del mercado", aunque señaló que los contactos continúan. Unicredito emitió ayer una nota, en respuesta a una petición de información de la italiana Comisión Nacional para la Sociedad y la Bolsa, en la que destaca la dificultad para fijar el valor de las participaciones de ambas entidades. El proceso de contactos entre BBVA y Unicredito se ha visto afectado por los acuerdos BBVA-Telefónica. Ayer la entidad italiana negó que que negocie con el BSCH sobre la participación de la entidad española en el Banco Sanpaolo Imi (cerca del 7%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de febrero de 2000

Más información

  • A la reunión en La Moncloa acudió sólo Francisco González, uno de los presidentes del banco