La Unió pide mayor participación en el diseño de la política agraria

El secretario general de la Unió de Llauradors i Ramaders-COAG, Lucio Monteagudo, reclamó ayer para las organizaciones profesionales agrarias una mayor participación en el diseño del futuro del campo valenciano. Monteagudo, que ayer presentó el documento Diez actuaciones básicas para el campo valenciano, reclamó una entrevista conjunta con el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, y la consejera de Agricultura, María Ángeles Ramón-Llin, a los que se ha remitido el texto.

El documento elaborado por la Unió tiene como objetivo, según Monteagudo, "garantizar una agricultura con agricultores". En el diseño de esta política, según Monteagudo, es necesaria la participación de las organizaciones agrarias, "que son las que viven de cerca la situación del campo". El texto, que Monteagudo calificó como "los diez mandamientos estratégicos" para el campo valenciano, reclama una Ley Básica de Agricultura y Desarrollo Rural para la Comunidad Valenciana, diferenciada de otras comunidades. Según el dirigente agrario, esta ley debería situar a la agricultura valenciana en condiciones de hacer frente al marco en el que deberá desenvolverse el sector agrario del siglo XXI.Otro aspecto básico es la puesta en marcha de una mesa de concertación. "Es inadmisible que siga sin existir en la Comunidad Valenciana un marco institucional de participación de las organizaciones profesionales agrarias", señaló Monteagudo, que reclamó la convocatoria de las elecciones a cámaras agrarias, algo a lo que se opone Ramón-Llin.

El secretario general de la Unió de Llauradors reclamó también un incremento de las ayudas para la modernización y la profesionalización del campo valenciano. En este punto, señaló la necesidad de incorporar a los jóvenes al mundo agrícola, para lo que esta organización reclama la posibilidad del cese anticipado, con un subsidio digno, de los agricultores con 60 años, facilitando así el traspaso del terreno de cultivo.

Otro aspecto importante para la Unió es la aprobación del Plan Hidrológico Nacional y del Plan Nacional de Regadíos. En este campo, Monteagudo reclamó la retirada de la Ley de Aguas, recientemente aprobada, y que permite la compra venta de agua, así como de las Sociedades Estatales, que suponen, de hecho, la privatización de la gestión del agua.

Dos aspectos concretos sirvieron a Monteagudo para reclamar la participación de las organizaciones agrarias. Por una parte, en la elaboración de una norma básica de modulación de las ayudas públicas al campo y del control de estas subvenciones, para evitar situaciones como la que ahora se investiga sobre un posible fraude en las subvenciones europeas a la industrialización de cítricos. Por otra parte, el secretario general de la Unió también pidió la participación en el control de los productos que se importan de países terceros que mantienen acuerdos preferenciales con la UE.

Realizar una revisión continuada de la fiscalidad agraria para adaptarla a las rentabilidades reales que obtienen los agricultores profesionales valencianos, y la puesta en marcha de un seguro de renta de explotación son otras demandas de la Unió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 17 de febrero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50