Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schäuble deja la presidencia de la CDU por la crisis de la financiación ilegal

El escándalo de las cuentas clandestinas que han financiado a laUnión Cristiana Democrática (CDU) de Alemania ha alcanzado a su presidente, Wolfgang Schäuble, el heredero político del ex canciller Helmut Kohl. La rebelión de los dirigentes regionales del partido obliga a los conservadores alemanes a intentar hacer borrón y cuenta nueva de la era Kohl, porque la situación no se limita, como reconoció ayer el propio Schäuble, a un problema de partido: "La crisis de la CDU no debe convertirse en la crisis de nuestra democracia". Schäuble fue extremadamente parco: no mencionó al ex canciller Kohl, que sigue guardando silencio sobre los donantes millonarios, ni se refirió al escándalo de las donaciones. Mientras, el canciller, Gerhard Schröder, disfruta de un panorama político en el que la oposición, dedicada a resolver la crisis más grave de su historia, brilla por su ausencia

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de febrero de 2000