Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTO RACISTA EN EL EJIDO

Rato y Teófila Martínez justifican en Almería la actitud de Enciso

El vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato, en una visita realizada ayer a Almería para reunirse con asociaciones de mujeres y empresarios, justificó la actitud del alcalde de El Ejido, Juan Enciso (PP). "Ha tenido una situación muy complicada y ha tratado de dar respuesta a todas las circunstancias personales de quienes han perdido su vivienda", afirmó Rato. He hablado con él y está tratando de tener una actitud en la que los intereses de todos sus vecinos, los que viven siempre aquí y los trabajadores temporeros, sean respetados en una política de integración y no de separación".Rato se comprometió a ofrecer desde el Gobierno todos los medios necesarios para normalizar la situación en El Ejido, aunque insistió en que las soluciones deben pasar por el diálogo con los alcaldes de la zona del Poniente. "La Administración del Estado y la de la Junta de Andalucía tenemos en este momento una especial responsabilidad para integrar nuestras actuaciones y para poner todos los recursos materiales, políticos, humanos y sociales necesarios, así como para escuchar a todos los alcaldes del Poniente", afirmó.

El ministro evitó pronunciarse directamente sobre la negativa de Enciso a instalar en su municipio un campamento para los inmigrantes que carecen de alojamiento. Por el contrario, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Manuel Pimentel, que ayer visitó Córdoba, dijo que sentía "vergüenza de que se cierren puertas para poder atender a unas personas que no son delincuentes y que no vienen a hacer daño".

"Voy a estar en contra de todos aquellos que no den facilidades en estos momentos para buscar alojamiento a los inmigrantes. Cualquier cargo público tiene ahora una responsabilidad tremenda y todo mensaje que encrespe, irrite, altere o tienda a incrementar el rechazo de la población a un colectivo que viene a trabajar es irresponsable, lo haga quien lo haga", añadió.

Por su parte, la presidenta del PP andaluz, Teófila Martínez, se sumó a las tesis de Rato. Aunque el martes declaró que confiaba en que Enciso cedería finalmente terrenos para la instalación de las carpas, Martínez se desdijo ayer en Almería, respaldó al alcalde popular y culpó a la Junta de Andalucía del problema de vivienda que sufren los inmigrantes: "Me parece una gran falta de respeto por parte del Gobierno andaluz, que tiene las competencias exclusivas en rehabilitación y construcción de viviendas y en realojo de personas sin recursos, que pretendan que los alcaldes del Poniente tomen decisiones momentáneas que sólo aplacen el problema un mes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de febrero de 2000