Un alcalde de Lugo procesado por malversación gasta en dietas un millón en un mes

El juicio al que se someterá próximamente, acusado de malversación de caudales públicos, no ha sido suficiente para disuadir al alcalde de O Vicedo (Lugo), Isaac Prado Villapol, de su ligereza para cargar gastos al ayuntamiento. En un municipio de menos de 2.500 habitantes, Prado Villapol, militante del PP hasta hace unos meses, cobró el pasado octubre un millón de pesetas en concepto de dietas, en las que incluye, entre otras cosas, el consumo de combustible, los arreglos y el mantenimiento de vehículos particulares. "Estoy enfermo y necesito ciertas comodidades", se justificó ayer el alcalde. "Voy siempre a hoteles de cuatro o cinco estrellas, sea a cuenta mía o del ayuntamiento".El alcalde tiene pendientes dos juicios, uno por amenazas a la Fiscalía de la Audiencia de Lugo y otro por malversación de fondos públicos. Se le acusa de pagar con los presupuestos municipales los gastos más pintorescos, incluida la construcción de una caseta para su perro.

Prado Villapol fue asesor del ministro de Sanidad, José Manuel Romay, en su etapa de consejero de la Xunta. Tras sus dos procesamientos, en vísperas de las elecciones municipales del pasado junio, el alcalde fue apartado del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de febrero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50