Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA DEL 12-M

Algunas regiones acusan la hostilidad mutua de muchos años

Izquierda Unida de Andalucía descartó ayer la presentación de listas conjuntas al Senado, tal como pretendían algunos dirigentes de la federación tras el acuerdo suscrito por las direcciones federales del PSOE e IU, y presentará listas en solitario a la Cámara. El propio Joaquín Almunia había exigido a la dirección federal de Izquierda Unida "que pusiera orden en sus organizaciones cuya actitud demuestra que no quiere cumplir el pacto". El pacto, recordó Almunia, se inscribe en las provincias cuyo resultado en 1996 fue de 3 senadores para el PP y uno para el PSOE. En Andalucía, el PSOE obtuvo 3 senadores y uno el PP por cada provincia. En esta comunidad el pacto debe traducirse en evitar agresiones.El PSOE trata de que el acuerdo en el Senado se inscriba en 30 provincias en las que el PP es mayoría, aunque queda en manos de las respectivas organizaciones provinciales su consecución.El resultado no se sabrá hasta la medianoche del lunes, cuando finalice el plazo de presentación de candidaturas.

Hasta anoche, 17 organizaciones provinciales del PSOE e IU habían llegado ya a un acuerdo, pero en Cantabria, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura, aun apoyando globalmente el acuerdo, sus dirigentes reconocen las dificultades en llevarlo a cabo por las malas relaciones que mantienen con IU.

Problemas en Euskadi

También hay escollos en el País Vasco. Delegaciones del Partido Socialista de Euskadi-EE y de IU-Ezker Batua, reunidas ayer en Bilbao, no lograron llegar a un acuerdo sobre la aplicación en el País Vasco del pacto establecido por las direcciones federales de ambos partidos, según informaron a Efe fuentes de ambas formaciones.

Los representantes de ambos partidos, Fernando Buesa y Rodolfo Ares, por el PSE-EE, y Javier Madrazo y Koldo Usín, por IU-EB, no consiguieron alcanzar un consenso ni sobre la aplicación del acuerdo en Álava, recogido en el pacto federal, ni en cuanto a la declaración de mínimos sobre el proceso de pacificación en Euskadi que quería introducir IU-EB.

La Presidencia de Izquierda Unida / Ezker Batua hizo llegar ayer al PSE-EE una carta en la que exponía su disposición a celebrar una reunión para tratar de alcanzar un acuerdo y concurrir en candidaturas conjuntas al Senado en los tres territorios del País Vasco y no solamente en Alava como establece el acuerdo. Los socialistas aceptaron la reunión, pero desde el convencimiento de que el acuerdo alcanzado por las direcciones federales de ambos partidos tenía por objetivo tratar de aumentar el número de senadores de las candidaturas progresistas y que esto, dada la realidad electoral, solamente era posible en Alava.

Los socialistas mostraron también sus reparos a la declaración de mínimos sobre el proceso de pacificación, propuesta por IU-EB, por entender que el acuerdo programático se encontraba ya "cerrado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de febrero de 2000