Telefónica alega ante el juez que la retribución de su consejo es legal

Los representantes legales del presidente de Telefónica, Juan Villalonga, negaron ayer que existan irregularidades en las retribuciones del consejo de administración de la compañía -1.057 millones de pesetas en 1998- durante el acto de conciliación al que habían sido citados por el juzgado de primera instancia de Madrid. Villalonga ha sido demandado por dos accionistas por supuesto incumplimiento de los estatutos de Telefónica, que prohíben a los consejeros cobrar sus retribuciones si no se reparten dividendos entre los accionistas. El consejo aprobó en 1998 la supresión del dividendo.Los abogados alegaron que las retribuciones se han abonado en concepto de gastos, no se han retraído del beneficio y, por tanto, no están sometidas a las limitaciones del artículo 28 de los estatutos sociales de Telefónica, según fuentes jurídicas. El abogado de los demandantes, José Mariano Benítez de Lugo, aseguró que, tras el fracaso del acto de conciliación, presentará una demanda formal contra el presidente del consejo de Telefónica, Juan Villalonga. Éste se reunió ayer con los representantes sindicales para exponer sus planes para América Latina. Villalonga se comprometió a firmar un protocolo de relaciones laborales para cuando se consume la integración de las participadas en la región.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS