Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGURIDAD SON AGENTES EN ACTIVO

22 policías suspendieron la prueba psicológica en un concurso en Castellón

El 80% de los policías locales en activo que concurrieron el año pasado a un concurso-oposición de traslado fueron declarados en el examen psicológico como no aptos para engrosar la plantilla de la policía municipal de Castellón. Así, 22 de los 28 agentes que pidieron el traslado recibieron un "no apto" en la prueba psicológica, pese a que patrullan en otras poblaciones. Un juzgado revisará hoy la reclamación de uno de los policías afectados.

El Juzgado Contencioso-Administrativo número dos de Castellón verá la reclamación de uno de los policías en ejercicio que se considera perjudicado al ser rechazado por el informe del técnico de las pruebas psicológicas.El Boletín Oficial de la Provincia de Castellón publicaba el 12 de enero de 1999 el concurso de 11 plazas de policías con destino en la capital castellonense; de ellas, cuatro deberían haberse adjudicado por traslado, y el resto por oposición libre. Los funcionarios de policía que optaban a esa provisión de vacantes sabían que deberían competir con sus compañeros en cuanto a méritos (cursos, distinciones, titulaciones...) o antigüedad pero jamás que deberían demostrar su cordura, intentando superar unas pruebas psicotécnicas tan exigentes que dieron como resultado que 22 de ellos, casi el 80%, fueron excluidos por esa causa.

Los seis supervivientes a esa criba respiraron tranquilos, incapaces de sospechar que les faltaba otro escollo por superar: el reconocimiento médico. De los seis agentes citados, tres fueron desechados en esta nueva prueba, otro no se presentó y, finalmente, sólo dos lograron el traslado a la plantilla del Ayuntamiento de Castellón. De esa forma, las dos plazas sobrantes y las siete previstas inicialmente fueron adjudicadas tras el correspondiente concurso libre. Las cifras hablan por sí solas: después de las pruebas a los 28 profesionales de la policía, éstas arrojan que el 90% de los policías locales que optaban a un traslado a Castellón son incapaces física o mentalmente para desempeñar un cometido que llevan a cabo de forma cotidiana en sus municipios de destino. Uno de los agentes excluido por razones psíquicas es quien ha interpuesto el recurso, que analizará hoy la magistrada Martínez Ceyanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 2000