Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Subvenciones del 40% para suprimir la calefacción de gasoil y carbón

El Ayuntamiento de Barcelona y Gas Natural firmaron ayer un convenio para propiciar el cambio de las calefacciones que funcionan con gasoil y carbón por las de gas natural. Barcelona tiene actualmentre unos 300 edificios con calderas centrales de gasoil y carbón que suministran calefacción a 4.000 familias. La mayor parte de las fincas que todavía funcionan con ese tipo de combustible están en Sarrià, Sant Gervasi y Eixample.Lo que pretende el convenio firmado ayer es ayudar a la sustitución de esas calefacciones para reducir el efecto contaminante de combustibles que contaminan más que el gas natural. En este sentido, el tercer teniente de alcalde y presidente del Instituto Municipal de Paisaje Urbano puso de relieve que este cambio lograría reducir un 99% las emisiones de óxido de azufre en las calefacciones urbanas, un 20% la emisión de dióxido de carbono y también aminoraría los humos y el polvo en la ciudad.

El convenio fue firmado entre Gas Natural y el Instituto Municipal de Paisaje Urbano. Según el acuerdo, el instituto subvencionará hasta el 20% del coste y el otro 20% correrá a cargo de Gas Natural, que ha calculado la inversión total en torno a los 1.500 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de enero de 2000