Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Baix Llobregat pide compensaciones por el retraso en las obras del delta

El consejo de alcaldes del Baix Llobregat, que reúne a los concejales de los municipios de esta comarca, planteará a las administraciones autonómica y central una serie de exigencias en materia de infraestructuras y transporte público como contrapartida a los retrasos en la ejecución del Plan del Delta. Entre otras demandas, algunas históricas, reclaman que el trazado del tren de alta velocidad (AVE) respete el territorio a su paso por la comarca y matenga atención especial al mediombiente.

El documento, que será presentado a principios de febrero, plantea que el AVE es un nuevo precio que la comarca debe pagar por una actuación por ser ésta de interés general. Para aminorar su impacto, los alcaldes quieren además que se garantice una alta permeabilidad de la barrera que, en caso contrario, podría llegar a ser el paquete ferroviario, así como la accesibilidad al Llobregat y las zonas agrícolas; que se recupere la calidad de las aguas del río; se corrija el impacto sonoro, y se remodele la franja que transcurre entre la autopista A-2 y la autovía del Baix Llobregat.La conexión de esta autovía con la B-30 constituye otra de las reclamaciones municipales. Los alcaldes también exigen la eliminación del peaje de Martorell para el tramo entre esta población y Molins de Rei "para establecer el concepto de rondas metropolitanas libres de peaje", así como la reducción del peaje de la A-16.

En materia de transporte público, los regidores del Baix Llobregat reclaman, entre otras cuestiones, la construcción de un sistema de transporte de gran capacidad entre Sant Boi y Castelldefels, el desdoblamiento de la línea de los Ferrocarrils de la Generalitat entre Sant Boi y Olesa y entre Martorell e Igualada, la llegada del metro a El Prat y al aeropuerto, la construcción del Trambaix (un travía) antes del 2003 y la habilitación de aparcamientos disuasorios.

Los alcaldes piden además que se garantice la recuperación del Llobregat como espacio de ocio ciudadano. El documento concluye que sólo con la satisfacción de estas demandas "el Baix Llobregat podrá aceptar las incidencias de la implantación de las atrasadas actuaciones del Plan Delta".

Por otra parte, los alcaldes de La Palma de Cervelló, Corbera, Cervelló y Pallejà expresaron ayer su protesta por los colapsos circulatorios que se producen cada día en la carretera BV-2421 a su paso por el municipio de La Palma y reclamaron a las administraciones implicadas la construcción de una variante a esta carretera.

Desde hace unos diez años, los ayuntamientos han exigido soluciones para acabar con el caos circulatorio, que, con los años, ha crecido en paralelo al aumento de estas poblaciones, que han pasado de ser de segunda a primera residencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de enero de 2000

Más información

  • Los alcaldes exigen que el AVE respete el medioambiente