Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abelló, Entrecanales y el grupo March dan a Vodafone el control de Airtel

El pacto facilita que el BSCH venda el 30,4% de la operadora a los angloestadounidenses

La disputa entre los accionistas de Airtel ha llegado a su fin con el acuerdo anunciado ayer entre Vodafone, Acciona (de la familia Entrecanales), Corporación Financiera Alba (de los March) y Torreal (Juan Abelló). El pacto consiste en que los tres accionistas suscriben opciones de venta de su 16,91% de Airtel en favor de Vodafone a cambio de acciones de grupo angloestadounidense. Este acuerdo da a Vodafone el control real de Airtel, empresa que se ha valorado en cuatro billones. Además, abre la puerta a que el BSCH le venda el 30,45% que posee de la operadora española.

La contienda por el control de Airtel, que había llegado incluso a provocar la suspensión del último consejo de administración y su aplazamiento sine die, se cerró ayer con un vencedor: Vodafone Airtouch, el primer operador de telefonía móvil del mundo, que, en estos momentos, se encuentra en plena batalla por el control de la alemana Mannesmann.El grupo angloestadounidense, que controla el 21,70% de la operadora española, se ha asegurado, a través de unas opciones de venta escalonadas, el 16,91% de Airtel que está en manos de Acciona (10,85%), Alba (2,74%) y Torreal (3,32%). Éstos recibirían a cambio acciones de Vodafone.

El acuerdo, firmado a primera hora de la mañana de ayer tras una noche de intensas negociaciones, se ha efectuado con una valoración de Airtel de cuatro billones de pesetas -con lo que el 16,91% afectadopor el pacto se valora en torno a los 680.000 millones de pesetas- y se articula en varias fases:

- Primera. El primer paquete de opciones corresponde hasta un 6,85% del capital de Airtel. La contraprestación consistiría en la emisión de un máximo de 334.342.322 títulos de Vodafone Airtouch.

- Segunda. El segundo paquete de opciones corresponde al 10,06% restante. La contraprestación se fijará teniendo en cuenta la media del precio de cierre de la cotización de Vodafone en los 30 días anteriores a la fecha del ejercicio de la opción con un límite inferior de 2,50 libras esterlinas por acción y uno superior de 4,50 libras esterlinas por acción.

- Tercera. El tercer paquete de opciones sólo podrá ser ejercitado en caso de que el primer contrato de opción de venta no haya sido utilizado o cumplido. Incluye el intercambio de hasta el 16,91% de Airtel por un máximo de 796.270.268 acciones de Vodafone Airtouch.

Fuentes de los grupos españoles implicados en la operación señalan que el pacto "refuerza la mutua colaboración en la gestión y dirección estratégica de Airtel" y recalcan que el acuerdo está en vigor desde el mismo momento de su anuncio y que su plazo de ejecución es de un máximo de unos tres años.

Los tres grupos españoles continúan con su presencia en los órganos de representación y control de la entidad, incluida la presidencia, que seguirá recayendo en Juan Abelló.

Fuentes próximas a la operación aseguran que en paralelo a a la negociación que ha fructificado se ha llevado otra entre BT, el otro accionista tecnológico de Airtel, y los grupos españoles, que no llegó a buen pueryos. BT, con el 17,81% de Airtel, parece condenado a replantearse su posición en la operadora española. Ahora, podría retomar los viejos contactos con Telefónica.

El acuerdo firmado ayer despeja otro frente en Airtel, la presencia del BSCH. El primer grupo bancario español es el mayor accionista de Airtel (30,45%), pero desde hace meses tiene esa participación en venta. De hecho, tiene sobre la mesa una oferta Vodafone y otra de BT. Pero ambas tropezaban con los acuerdos que Vodafone y BT tenían con el resto de los accionistas de Airtel.

Ahora, la situación se ha clarificado y todo indica que el BSCH venderá su participación en Airtel a Vodafone. A cambio, el grupo bancario español obtendría en torno al 5,5% del primer operador del mundo de telefonía móvil, es decir, sería uno de sus accionistas de referencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de enero de 2000