Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol llama a la militancia de CDC a no abandonar jamás el patriotismo

Una cena del 25º aniversario del partido lanza la campaña electoral

Jordi Pujol llamó anoche a la militancia de CDC a "no abandonar jamás el patriotismo que ha caracterizado a la formación política". La cena conmemorativa del 25º aniversario de la fundación del partido, con unos 3.000 comensales entre militantes y simpatizantes, abrió también formalmente la precampaña electoral de los próximos comicios del 12 de marzo. En un discurso emotivo, Pujol insistió en la vitalidad de la formación política que dirige, a pesar de tantos augurios catastrofistas, y atribuyó esta fuerza a las ideas de "identidad, progreso y apertura", defendidas a lo largo de su historia.

El presidente de la Generalitat comenzó su discurso dando las gracias a los militantes de Unió Democràtica presentes en el acto por el trabajo en común que como socios electorales ha llevado a cabo la coalición Convergència i Unió (CiU) en los últimos 21 años "bajo el signo del patriotismo y del servicio a las personas". Pujol expresó su "deseo y confianza" de que este trabajo conjunto con los democristianos de Unió continuará en el futuro.Tras agradecer a los militantes de su partido la labor realizada, Pujol afirmó que el balance de estos años "es brillante". El líder de Convergència destacó que el partido, durante estos últimos 20 años, siempre ha estado en primera línea asumiendo responsabilidades y riesgos. Dijo que la formación que preside ha dado cohesión y ha facilitado la convivencia. No ahorró elogios a sus militantes al precisar que había pilotado el progreso y la gran transformación del país, tanto en el terreno social como en el económico. Añadió que su labor también había propiciado un cambio de mentalidad en el país.

En su intervención destacó la idea de que Cataluña ha tenido siempre un gran peso para España, lo que aprovechó para explicar a continuación que la acción política llevada a cabo por Convergència Democràtica de Catalunya ha sido siempre "positiva". Por ello, avanzó a los asistentes, "tiene tanto sentido que vayamos a las próximas elecciones generales con el lema Fuerza Positiva". Un lema, añadió, que encaja más que nunca con la mentalidad de construcción que tiene el partido.

Riesgo de estancamiento

Pujol reconoció que la voluntad de actuar en positivo tiene sus dificultades añadidas, que redundan en el hecho de que cuesta más hacer oposición. Pese a ello, vino a decir Pujol, "es nuestro estilo". Estilo, aseguró, que permite decir que el partido es una garantía, una seguridad y una confianza de que sirve al bien común.

Tras este largo preámbulo, Pujol dio claro sentido electoralista a su intervención al señalar que la coalición tiene una etapa importante que cubrir, que son las elecciones del 12 de marzo. Tras destacar que se habían ganado muchos comicios, resaltó que en esta ocasión CiU corre el riesgo de sufrir un cierto estancamiento.

Precisando sus objetivos electorales, Pujol pidió a sus militantes y electores que le ayuden a consolidar el techo político de CiU. En su opinión, la próxima legislatura debiera dejar resueltos dos grandes asuntos: el pleito nacional y la consecución de más recusos económicos para la Generalitat. Señaló también la conveniencia de consolidar la identidad de Cataluña, reforzar sus instituciones y lograr una sociedad más equitativa y moderna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de enero de 2000