Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNIVERSIDAD

Zaplana arremete contra el rector Pedreño y lo tacha de provocador

El presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, volvió a mostrar ayer su discrepancia personal hacia el rector de la Universidad de Alicante, Andrés Pedreño, a raíz del auto del Tribunal Supremo que desestima los recursos presentados por la Universidad y por una asociación estudiantil contra las segregaciones impuestas por Zaplana. El presidente del Consell afirmó: "Hemos sido objeto de una provocación permanente y reiterada". El presidente de la Generalitat, sin nombrarlo directamente, acusó al rector Pedreño de relacionarse con el PSOE, aunque obvió que él mismo como presidente fue quien propuso a Jesús Rodríguez Marín, un hombre vinculado al PP, al frente de la Miguel Hernández. Zaplana insistió en que el conflicto que tiene con la Universidad de Alicante es anterior a su llegada al Gobierno. "Repasen las hemerotecas, ¿cuándo el PP se ha dedicado a poner a determinados dirigentes universitarios en centros de decisión que corresponden a los cupos de los partidos?", en clara referencia a la propuesta de los socialistas para que el rector, Andrés Pedreño, formara parte del consejo de administración de la CAM. "Cuando uno tiene un puesto de responsabilidad tan importante y acude a un acto sabe lo que hace; cuando dejo que me nombren para un puesto de responsabilidad sé quién me nombra y con quién adquiero determinados compromisos", agregó Zaplana, quien volvió a invitar a los periodistas a repasar los periódicos de la campaña electoral de las pasadas elecciones, según él, para ver con qué entidades firmó convenios la en campaña electoral.

"En esa relación institucional quién ha cumplido no ha sido el Gobierno, ahí tienen ustedes la financiación de la Universidad de Alicante, las nuevas titulaciones aprobadas y los campus", dijo Zaplana, al preguntarse y responderse él mismo: "¿Dónde ha estado la salida de tono por parte del Gobierno? Nunca". En tono apocalíptico, el presidente aventuró entonces que "la Historia pondrá a cada uno en su sitio". Y se vanaglorió: "Yo me llevo muy bien con todas las universidades valencianas", pese a los enfrentamientos mantenidos con la Universidad de Valencia por la pretendida segregación lingüística del valenciano y el catalán.

Al Constitucional

Zaplana recordó que los socialistas se abstuvieron en las Cortes cuando se aprobó la creación de la Universidad Miguel Hernández de Elche. "Mire la contradicción, primero se abstienen y luego recurren al Constitucional". "Dijimos que la razón está de nuestra parte, y sufrimos lo indecible y ahora todos lo que van a los tribunales van perdiendo y nosotros vamos ganando, la razón nos la dan".

Sin embargo, Zaplana obvió que el dictamen del Supremo no ha entrado en materia sobre si el Gobierno valenciano atentó contra la autonomía universitaria al segregar unilateralmente facultades de Alicante para crear el campus de Elche. Ese asunto fue denunciado al Constitucional por el PSOE y aún no se ha dirimido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de enero de 2000