Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médicos de la sanidad pública británica se "inventaron" dos millones de falsos pacientes

La sanidad pública británica, cuyo maltrecho estado ha puesto en evidencia la epidemia de gripe, recibió ayer otro duro golpe al conocerse un informe de la Cámara de los Comunes en el que destacan dos datos del periodo 97-98: los médicos de cabecera de los ambulatorios del Reino Unido defraudaron al Estado inflando sus listas con dos millones de "pacientes fantasmas" para obtener más recursos: además, hay 15.000 reclamaciones por negligencias contra la Sanidad pública que pueden costar el Estado 728.000 millones de pesetas. Mientras el Gobierno de Blair asimila el fraude globalmente cuantificado en 39.000 millones de pesetas, su proyecto de invertir 3,1 billones para atajar la crisis ha tropezado con el rechazo de varios ministros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2000