Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas consideran una "provocación" que haya nombramientos en TV-3 con una dirección en funciones

El portavoz del PSC en el Parlament, Joaquim Nadal, consideró ayer una "provocación" el hecho de que el director de Televisió de Catalunya (TVC), Lluís Oliva, nombrara el martes jefe de comunicación a Josep Sanz, cuando la actual dirección está en funciones y los partidos negocian un pacto para la designación del director general. Josep Sanz, que se ha incorporado a TVC tras un periodo de excedencia, ocupó el cargo de director de informativos de TVC entre 1983 y 1996, y desde ese año hasta noviembre de 1998 se hizo cargo de la dirección de programas e informativos de TVE Catalunya. Nadal afirmó ayer que la designación de este cargo es, por parte de Convergència i Unió (CiU), "una provocación más en la línea de intentar bloquear este tema y controlarlo hasta después de la campaña electoral". El dirigente socialista recordó que su formación considera que en el primer pleno del Parlament del mes de febrero deberían elegirse los miembros del Consejo de Administración de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV), paso previo para la elección del director general de este organismo. El pasado diciembre, en el marco del debate parlamentario sobre los medios audiovisuales, todos los grupos acordaron que el presidente de la Generalitat debería consensuar con el Consejo de Administración de la CCRTV el nombramiento del director general

Nadal insistió ayer en que antes del inicio de la campaña electoral "tendría que haber un nuevo equipo de dirección de la CCRTV, y si esto no ocurre así, resultará que el último encargo que le queda a Xavier Trias como consejero no lo habrá podido cumplir". El dirigente socialista subrayó que si antes del inicio de la campaña no hay un nuevo director general que cuente con el beneplácito de todos los grupos, se dará la circunstancia de que Trias, candidato de CiU a las elecciones generales, "será arte y parte en la campaña electoral". El portavoz socialista en el Parlament también se mostró contrario a que los partidos designen a cargos o ex cargos orgánicos para el Consejo de Administración, porque "no pueden ser correas de transmisión de los partidos".

Mientras, el consejero Xavier Trias continúa sus contactos con los distintos grupos para buscar el consenso sobre el nombre del futuro director general, cargo para el que sigue sonando como candidato más probable Josep Caminal.

Ayer la ponencia conjunta que debe redactar el futuro marco jurídico del audiovisual celebró su primera sesión de trabajo. El texto definitivo deberá estar ultimado dentro de cuatro meses, según los plazos fijados por el Parlament.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2000