Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

El coste de los errores

Para muchos expertos, el verdadero debate abierto por el estudio de los epidemiólogos daneses radica en la necesidad de estudiar mejor los perjuicios de las campañas de detección, una vez asumido que sí tiene beneficios. La mujer debe ser mejor informada, concluyen. Abrir este nuevo frente puede ser una de las razones por las que The Lancet, una de las tres publicaciones científicas más importantes del mundo, se decidiera a incluir el informe danés, opina el ginecólogo Santiago Palacios.El epidemiólogo del Instituto Catalán de Oncología, Josep Alfons Espinas, abunda en esta idea, tras declarar que si muchas técnicas fueran analizadas con la exigencia del informe danés, "no estaríamos haciendo hoy muchos tratamientos".

Y es que las campañas de cribaje, aparte de un coste económico, conllevan un impacto psicológico para las mujeres que se someten a ellas. Distintos análisis internacionales estiman que casi un tercio de las mamografías practicadas ofrece un resultado positivo falso. Ello supone para las afectadas una segunda o tercera prueba hasta demostrar que estaban sanas. Pero la peor parte la llevan quienes teniendo un tumor, éste no aparece reflejado en la mamografía. Entre un 4% y un 5% de las pruebas da un falso negativo. Y ello no sólo depende de la sensibilidad de los aparatos actuales. La pericia del médico al hacer la prueba y después al interpretarla es fundamental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de enero de 2000