Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Error informático

¿Qué forma es ésta de jugar con las personas? El lunes 27 de diciembre de 1999 publicaron la lista de aprobados, confeccionada desde primeros de diciembre, de la última oposición celebrada el día 3 de octubre de 1999 para auxiliar de clasificación y reparto de Correos, y se expuso al público en todas las capitales de provincia de este país el martes 28 de diciembre de 1999, día de los Santos Inocentes.Los compañeros con los que pasamos el año estudiando nos llamaron por teléfono comunicándonos tan grata noticia. ¡Habéis aprobado la oposición! No nos lo creímos, claro, era 28 de diciembre, pero nos llamó una compañera del departamento de Personal, nos dio la enhorabuena y nos comunicó que la lista de aprobados estaba allí. Y era verdad, allí estaban nuestros nombres. No era una inocentada porque con algo así no se puede jugar y además la lista era legítima, Correos es una empresa seria.

Estábamos celebrándolo con nuestras familias y amigos, y no había terminado la tarde del 29 de diciembre cuando la compañera llamó comunicándonos que la lista había sido retirada: se trata de un "error" informático y no os puedo decir nada más.

Un "error" informático, no podíamos quitarnos esas palabras de la cabeza.Y con la nueva lista supimos lo que era el susodicho "error" informático.

Apenas había entrado gente que lleva años contratada en Correosy la mayoría eran de la"calle". Fue fácil enmendarlo, el técnico informático les arregló el ordenador rebajando el nivel para aprobar el examen, de 81 preguntas a 57 de las 100 de que constaba el mismo, y así, una vez aprobado, sumaban los puntos por los años trabajados y los que teníamos 81, 82, 83 y 84 preguntas correctas de las 100 y no teníamos puntos por ser de la "calle" nos dejaron en la misma.

Ahora exigimos unas terceras listas donde estemos todos, tanto los de la primera como los de la segunda, ya que hay trabajo para todos y no quisiéramos que nadie se sintiera como nosotros nos sentimos ahora, impotentes, tristes y solos ante gigante tal como es la Administración. Queremos esa igualdad de la que a menudo el presidente del Gobierno, Sr. Aznar, aduce.- .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2000