Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andreu Claret relevará a Baltasar Porcel como director del Instituto Catalán del Mediterráneo

El periodista Andreu Claret será el nuevo director del Instituto Catalán del Mediterráneo (ICM), un organismo de la Generalitat, que desde su fundación, en 1989, ha sido dirigido por el escritor Baltasar Porcel. Según la agencia Efe, Porcel continuará vinculado a esta entidad como presidente delegado, aunque se desconoce la distribución interna de poder en el nuevo organigrama. La oposición ha criticado con frecuencia la gestión de Porcel, quien ha tenido como principal aval al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol. El relevo de Porcel ha sido una de las primeras decisiones tomadas por el consejero de la Gobernación y Relaciones Institucionales, Josep Antoni Duran Lleida.

El nuevo director del Instituto Catalán del Mediterráneo tiene 52 años y fue un destacado dirigente de la facción leninista del Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC) a principios de los años ochenta y posteriormente miembro del comité ejecutivo del Partido Comunista de España (PCE). Asismismo, ejerció como responsable de prensa del PCE cuando este partido estaba dirigido por Gerardo Iglesias.En 1986, Claret abandonó la política y ejerció el periodismo en la Agencia Efe, como delegado en África Subsahariana, Panamá y Centroamérica, y Cataluña. En febrero de 1998 fue designado jefe de Comunicación y Difusión del Foro Universal de las Culturas Barcelona 2004, impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona.

El ICM se creó en 1989 como una apuesta personal de Pujol con el objetivo de dar proyección internacional a Cataluña. De hecho, el presidente de la Generalitat ha sido siempre el principal apoyo que ha tenido tanto el instituto como su hasta ahora único director, Baltasar Porcel, cuando los partidos de la oposición han puesto en entredicho su utilidad y han denunciado su elevado coste y su falta de transparencia.

El instituto estaba adscrito al Departamento de Presidencia hasta que, tras las últimas elecciones autonómicas, se trasladó a la superconsejería de Gobernación y Relaciones Institucionales, dirigida por el líder de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran. Fuentes de CiU explicaron que fue el propio Porcel el que pidió a Duran que lo reemplazara. En 1997, el escritor ya presentó la dimisión al consejero de Presidencia, Xavier Trias, y anunció públicamente su marcha. No obstante, según explicó entonces el propio escritor, el presidente de la Generalitat no aceptó su renuncia. Un año más tarde, Porcel retiró su dimisión y decidió continuar en el cargo.

Duran consultó el nombre del sustituto con el líder de la oposición de izquierdas, Pasqual Maragall, según explicó anoche el dirigente socialista en TV-3. Fuentes de CiU manifestaron que el gesto de Duran con el jefe de la oposición a la hora de decidir el nuevo director del ICM no será un acto aislado, sino que Gobernación pretende actuar por consenso en la gestión de este polémico organismo e incorporar a todos los partidos parlamentarios en la toma de decisiones.

Las mismas fuentes señalaron que Porcel abandonará el cargo prácticamente con las mismas contrapartidas que pactó en 1997: manteniéndose vinculado a la dirección de la entidad y, probablemente, como organizador del Premio Internacional Catalunya. Este galardón, dotado con 13 millones de pesetas, distingue a las personas cuyo trabajo creador contribuye a desarrollar valores culturales, científicos y humanos por todo el mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de enero de 2000

Más información

  • Duran Lleida consultó con Maragall el nombre del nuevo responsable de la entidad