Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los camioneros franceses inician hoy el bloqueo de las fronteras

Las organizaciones patronales francesas del transporte anuncian para hoy una jornada de bloqueo de las fronteras con España, Italia, Alemania y Bélgica, así como los puertos de enlace con el Reino Unido, en protesta por el aumento del precio del gasóleo. Junto a esta reinvidicación, incluirán la de la semana laboral de las 35 horas. Según las organizaciones patronales convocantes, FNTR, Unostra, TLF y CSD, las más importantes del sector, las barreras para impedir el paso a los vehículos pesados pueden prolongarse hasta el martes. La decisión de los transportistas franceses fue respaldada ayer por la Federación Nacional de Asociaciones de Transportes de España (Fenadismer) y la Unión de Cooperativas de Transporte de España (Ucotrans), que han recomendado a sus transportistas que respeten la decisión de sus colegas.

El secretario general de Fenadismer, Juan Antonio Millán, dijo ayer que la recomendación a sus asociados es que permanezcan en sus lugares de origen o que, en caso de encontrarse en la frontera cuando empiece el bloqueo, que lo respeten, ya que sus reivindicaciones coinciden con las españolas.

Millán recordó que el próximo 22 de enero Fenadismer realizará movilizaciones en España en favor de un gasóleo profesional para los transportistas, similar al agrícola o pesquero, y en contra de las posiciones dominantes de algunas petroleras.

Ante el bloqueo en las fronteras con Francia, la Dirección General de Tráfico ha recomendado aplazar los viajes al país vecino.

Subida de tarifas

A raíz del aumento del precio de los carburantes, las empresas de transporte por carretera, las navieras y las compañías aéreas se plantean incrementar sus tarifas y realizar una reestructuración del presupuesto.

Las patronales de transporte de mercancías por carretera prevén subir los precios un 10%, a pesar de las advertencias del Ministerio de Economía ante la ilegalidad de concertar tarifas. Varias compañías aéreas españolas y de todo el mundo han anunciado su intención de subir los precios por el aumento continuado del crudo. En España, Spanair ha sido la primera en anunciar de forma "inminente" un incremento de hasta el 8%. Iberia aún no ha tomado una decisión al respecto. United Airlines, Delta y American Airlines han optado por subir sus precios, pero sólo para los aviones de carga.

Por último, la Asociación de Navieros Españoles (Anave) mantiene la recomendación de incrementar las tarifas. Trasmediterránea ya anunció que estaba estudiando subir sus precios entre un 3% y un 5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de enero de 2000