Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey elogia el papel de las Fuerzas Armadas en operaciones internacionales y humanitarias

El rey Juan Carlos elogió ayer la labor realiza por las Fuerzas Armadas españolas en la crisis de los Balcanes, en la guerra de Kosovo y en diversas misiones humanitarias realizadas en auxilio de personas que han padecido los efectos de catástrofes naturales, como el huracán Mitch. Don Juan Carlos recibió en audencia en el salón de Magnolias del palacio de la Zarzuela al presidente del Gobierno, José María Aznar; al ministro del Defensa, Eduardo Serra; al de Interior, Jaime Mayor Oreja, y a altos mandos de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil. Esta ceremonia sustituyó a la tradicional recepción que se celebra en el Palacio Real con motivo de la Pascua Militar, suspendida en señal de duelo por la muerte de la madre del Rey, doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans.En uniforme de capitán general y con brazalete negro en señal de luto, el Rey pronunció un breve discurso en el que destacó el proceso de modernización emprendido por las Fuerzas Armadas y su plena integración en la OTAN.

"Como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, me produce un gran orgullo contemplar la creciente incorporación de los mandos de los Ejércitos a puestos destacados de la Alianza, en igualdad de condiciones y oportunidades que los Ejércitos de otros países" afirmó.

Don Juan Carlos, que no hizo referencia alguna al terrorismo, recordó la participación española en la guerra de Kosovo "para restablecer los derechos humanos y garantizar la estabilidad" en la zona. "Fue una prueba difícil para todos, en la que España, por primera vez en su historia reciente, participó junto a nuestros aliados europeos y americanos en todos los niveles de decisión. Pero también fue una ocasión para que nuestros pilotos dieran muestra de su valor y de su competencia profesional y que los buques de nuestra Armada demostrasen capacidad técnica y su interoperatividad".

Don Juan Carlos, digiéndose a los generales, jefes y oficiales que en posición de firmes escuchaban sus palabras, señaló: "Sé que toda España vivió intensamente este episodio difícil, pero puedo aseguraros que son muchos los españoles, y yo el primero de ellos, que nos sentimos orgullosos de vuestra labor".

Proyecto nacional

La audiencia se abrió con unas palabras del ministro de Defensa, Eduado Serra, que hizo balance de la labor desarrollada durante la legislatura. Serra, sin embargo, se remontó a los últimos 24 años para afirmar que durante el reinado de Don Juan Carlos "España no sólo ha sido capaz de encontrar un objetivo común que los clásicos llamaban proyecto nacional, sino que con ello se está poniendo fin a una de nuestras peores lacras seculares, la que Ortega y Gasset denominaba particularismo y acción directa". Pese a ese éxito, el ministro de Defensa reconoció en su discurso que "todavía existen reticencias en algunos sectores para incorporarse a este proyecto nacional, pero esperamos que el incomparable -por abierto y generoso- marco constitucional anime definitivamente esta deseable incorporación".

El proyecto nacional, en palabras de Serra, no ha sido otro que la "definitiva incardinación, no sólo geográfica e histórica, sino moral y espiritual de España en Europa".

El ministro de Defensa recordó que el pasado mes de septiembre se activó un Mando Aliado en suelo español, con lo que se completa así un giro radical en la seguridad: "La defensa de España está garantizada no sólo por nuestras Fuerzas Armadas sino por la que se ha llamado la más poderosa Alianza del mundo."

Serra hizo al final de su discurso una invocación a la aceptación "del propio ser español". "Señor", dijo dirigiéndose al Rey, "han transcurrido 25 años convenciéndonos de nuestra europeidad; nos toca ahora, paradójicamente, autoconvencernos de nuestra españolidad, de lo que España es y de lo que ha dado y sigue dando al mundo en el que estamos: muestras de solidaridad, comprensión, tolerancia y amor a la libertad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de enero de 2000

Más información

  • Eduardo Serra afirma que existen en algunos sectores "reticencias" hacia el proyecto nacional