Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El verdadero "efecto 2000"

Al final, el tan alarmista efecto 2000 informático ha quedado en agua de borrajas. Tantos comités de expertos que prevenían una situación dramática y tanto político que se encontraba de guardia el día de Nochevieja tienen tintes de parecerse a un gran esperpento. Quizá todo ello no ha sido más que una invención de los vendedores de ordenadores, para así obligar a renovar estos aparatos tecnológicos. Una auténtica tomadura de pelo colectiva.Aunque el verdadero efecto 2000 no es, en modo alguno, producto de la informática, sino que, casi como siempre, tiene una causa socioeconómica. El auténtico efecto 2000 es ese miserable y antitético aumento del 2% del salario mínimo interprofesional (SMI), que queda en la ridícula e inhumana cifra de 70.680 pesetas mensuales. ¿Quién puede vivir hoy día dignamente con esta cantidad? Por otra parte, esta paga mínima no cubre ni las expectativas de inflación de este año, y solamente representa el 36% del salario medio de todo el país, cuando desde diferentes instancias económicas y laborales internacionales se recomienda que no sea inferior al 60% de dicho salario medio.

En suma, este espamódico efecto 2000 va a significar una mayor dualización de nuestra sociedad, mayor precariedad, inseguridad y miserables sueldos para la mayoría y la dolce vita para los afortunados que puedan disponer de información privilegiada.- Josep M. Loste. Port Bou, Girona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de enero de 2000