Un montañero guipuzcoano muere sepultado por una alud de nieve en Huesca

Especialistas en montaña de la Guardia Civil rescataron ayer el cadáver de un montañero guipuzcoano de 39 años de edad que falleció al ser sepultado por un alud mientras realizaba una travesía con esquís de montaña por el pico Anayet, en el término municipal de Sallent de Gállego (Huesca), en los Pirineos. La víctima, Victoriano Gurudi Aguirreurreta, vecino de Mondragón, fue sorprendido por la avalancha cuando atravesaba con sus esquís una zona conocida como el Falso Vértice del Anayet. Al parecer, el deportista cortó con sus tablas, en sentido horizontal, una zona de nieve compacta y provocó un alud con una lengua de 15 metros de anchura y 40 de longitud que le arrastró y le sepultó a un metro de profundidad. El montañero había partido de su domicilio familiar el pasado 28 de diciembre para realizar una travesía entre el valle de Canal Roya y el pico Anayet y tenía intención de regresar dos días después para celebrar la Nochevieja en su casa. La Guardia Civil cree que el montañero pudo fallecer el pasado día 29. Los servicios de montaña de la Guardia Civil, con ayuda de helicópteros, tras localizar el vehículo del fallecido, halló el cadáver sepultado a un metro de profundidad en el lugar donde fue encontrado uno de sus guantes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS