Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PA interpreta como síntoma de "inseguridad" la doble propuesta de Chaves sobre la fecha electoral

La troika andalucista buscó ayer el apoyo de la calle para convencer al presidente de la Junta, Manuel Chaves, de que convoque las elecciones autonómicas cuanto antes y evite así la coincidencia con las generales. El PA, representado por su presidente, Alejandro Rojas Marcos, su vicepresidente, Pedro Pacheco y el secretario general, Antonio Ortega, abrió ayer una mesa en el centro de Sevilla para recoger firmas por "unas elecciones propias". Rojas Marcos interpretó la doble propuesta de Chaves sobre la fecha electoral (20 de febrero o 12 de marzo) como síntoma de "inseguridad".

"El presidente de la Junta no puede dar la espalda al Parlamento, porque eso sería como darle la espalda al pueblo andaluz", afirmó Pacheco a los periodistas. El candidato del PA a la presidencia del Gobierno andaluz recordó que el pleno de la Cámara autonómica ya había aprobado una iniciativa (con el voto contrario del PSOE) para reclamar a Chaves la convocatoria de elecciones separadas. "No ponemos en duda que eso depende del presidente, sólo pedimos que haga un uso legal y legítimo de ese instrumento", concluyó. Chaves expresó el pasado lunes sus preferencias y señaló el 20 de febrero o el 12 de marzo como las fechas "más oportunas", aún sin descartar el resto de domingos de ese periodo. Los andalucistas (aún socios del PSOE en el Gobierno andaluz) creen que si el presidente autonómico opta por la primera fecha se evitaría la coincidencia con las generales; según sus cálculos, el presidente del Gobierno central, José María Aznar no convocará tan pronto. "La coincidencia favorecería a los grandes partidos centralistas del Estado", argumentó Antonio Ortega, quien aseguró que, de este modo, se "taparía el debate autonómico".

El secretario general del PA pidió a "los andaluces que manden con su firma una reivindicación directa al corazón del Gobierno pidiéndole que se respete su voluntad", en alusión a la iniciativa aprobada por el Parlamento andaluz. Los andalucistas enviarán las firmas que recojan, en Sevilla y en otras ciudades de la región, al presidente de la Junta y al presidente del Parlamento autonómico, Javier Torres Vela.

La primera decisión sobre la convocatoria de las elecciones autonómicas, se conocerá, por acción u omisión, el próximo lunes, día 27, tope máximo para que Chaves firme el decreto de disolución del Parlamento andaluz, ya que desde ese momento hasta la celebracion de elecciones deben transcurrir obligatoriamente 54 días. Para la otra fecha, el 12 de marzo, Chaves cuenta con un margen de maniobra mayor: no tendría que formalizar la disolución de la Cámara hasta el 17 de enero.

Llamamiento al "pueblo"

El presidente del PA se mostró convencido de que "la conciencia del pueblo, cada vez más grande en favor de las elecciones separadas" había hecho dudar a Chaves sobre la fecha electoral. "Está inseguro, por eso no se atreve a decir claramente lo que quiere hacer y ofrece dos fechas", interpretó Rojas Marcos, quien llamó a los ciudadanos a apropiarse del discurso de su partido "para que cada firma sea un grito de cada andaluz" en favor del respeto "a un espacio propio de debate".

Pacheco fue más agrio con la postura del presidente de la Junta. "Es lastimoso que seamos la única comunidad histórica [regida por el artículo 151 de la Constitución] que se vea obligada a exigir unas elecciones propias", indicó y auguró que si Chaves y Aznar finalmente eligen la misma fecha "el presidente andaluz lo pagará en las elecciones".

La campaña de los andalucistas mereció fuertes críticas del coordinador regional de Izquierda Unida, Antonio Romero, quien acusó a los dirigentes del PA de escenificar una "obra de teatro". Romero les reprochó que no hayan puesto como condición la convocatoria separada de elecciones para continuar como socios de los socialistas en el Ejecutivo andaluz.

"El PA llega tarde y sin credibilidad", dijo el dirigente de IU, quien consideró que la campaña andalucista se produce "cuando la legislatura está agotada y la fecha de las elecciones decidida". Romero cargó de nuevo contra Chaves por su doble propuesta, que tildó de "ridícula". "Quiso aparecer como un presidente que tiene iniciativa, cuando es el subalterno de Aznar", afirmó.

El consejero de Obras Públicas, Francisco Vallejo (PSOE), salió al paso de las críticas. "Son refriegas políticas de algunos partidos que, al parecer, tienen muy poco que ofrecer ante una campaña electoral", dijo, y recordó que "Aznar no ha propuesto todavía ninguna fecha posible para las elecciones generales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de diciembre de 1999

Más información

  • Los andalucistas prefieren el 20 de febrero para evitar la coincidencia con las generales