Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gran Wyoming dirige un duro reportaje sobre la droga para Tele 5

Tele 5 es una cadena que difícilmente se aventura, por una cuestión de presupuesto, en reportajes de investigación, de denuncia y servicio público. Me estoy quitando es una excepción. El domingo (0.45), Tele 5 emitirá un documental sobre la droga, directo y poco amable, financiado por la cadena privada y la asociación Madrid Positivo, con guiones y dirección de El Gran Wyoming, Pere Joan Ventura y Georgina Cisquella y la narración de Antonio Resines y María Barranco.

En los rincones más sórdidos de La Rosilla, en el cinturón periférico de Madrid, las cámaras de Tele 5, algunas de ellas ocultas, rodaron escenas a las que asoma el reguero de muerte que deja la heroína. "La primera imagen que vi fue la de un hombre agonizando en el suelo con una sobredosis. Empecé a sentir pánico. Un médico pudo salvarle la vida, aunque a duras penas", recuerda El Gran Wyoming. Aquella imagen le impactó tanto al presentador y alma máter de Caiga quien caiga, presidente honorífico de la asociación Madrid Positivo, que empezó a pergeñar el proyecto de un documento televisivo sobre el mundo de la droga que, sin caer en lo trágico, describiera con crudeza un tráfico de 3.000 jeringuillas diarias del que se desentienden instituciones y ciudadanos.

Cuando Wyoming empezó a callejear por La Rosilla, muchos le pedían las gafas negras de Caiga quien caiga, los mismos que no querían contar a una cámara su causa perdida con la heroína: "Lo quieren dejar. Recuerdo especialmente a una chica de 17 años, Aurelia, que parece por las cicatrices de la droga una mujer de 50. Dice que todos los días piensa en dejarlo, pero eso es muy difícil", cuenta Wyoming.

Me estoy quitando es un retrato de detenciones, de urgencias atendidas a trompicones por los médicos de la organización TRAMA, que ofrece asistencia primaria a los drogodependientes de las infecciones (sida, tubercolosis, hepatitis) que padecen sus protagonistas. Wyoming asegura que no se filmó a nadie que no quisiera hablar de su calvario, que fue difícil la producción al tener que trabajar con grúas como las del cine, y observar el contraste entre las chabolas y las fábricas y barrios que están al otro lado de la carretera. Precisamente, uno de los argumentos que diferencian a Me estoy quitando de reportajes semejantes es la extensión de la innegable responsabilidad de las instituciones a la de los ciudadanos. "Quisiera recalcar especialmente, después de este master en La Rosilla, que no es perjudicial la sustitución de la heroína por otras sustancias como la metadona. Lo importante no es que no se metan nada, sino que puedan vivir y reinsertarse", recalca.

Todos los que han intervenido en Me estoy quitando quieren repetir la experiencia. Aunque no se ha podido conseguir que la emisión fuera en horario de máxima audiencia ni que hubiera un debate. Según fuentes de Tele 5, El Gran Wyoming "eligió personalmente a su equipo, y quiso contar especialmente con la periodista de Televisión Española Georgina Cisquella".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 1999

Más información

  • Antonio Resines y María Barranco son los narradores del documental