CiU no quiere renunciar a designar al director de TV-3 y Catalunya Ràdio

VIENE DE LA PÁGINA 1 "Queremos unos organismos de control y gestión democráticos que no estén sometidos a los intereses y a las luchas partidistas", agregan los trabajadores de medios públicos, que también piden la creación de comités profesionales y la aprobación de estatutos de redacción -que no tienen ni COM Ràdio, ni Ràdio 4, ni BTV-. Asimismo, estos trabajadores piden una gestión transparente y rechazan la privatización encubierta de parte o toda la programación.

El consejero delegado de COM Ràdio, Jordi Llonch, y el director general de la emisora, Enric Sopena, pusieron sus cargos a disposición del presidente del Consorcio de Comunicación Local, el socialista Manuel Royes. El comité de empresa de esta cadena consideró muy positivo "este gesto".

Más información

Al hecho insólito de que por vez primera se hayan unido los representantes de los profesionales de todos los medios públicos se sumó también ayer un documento suscrito por especialistas en comunicación, en el que se pide la creación de una autoridad del audiovisual independiente que pueda actuar sin interferencias de los poderes.

El texto está firmado por Enric Bastardes, Victòria Camps, Salvador Cardús, Josep Gifreu, Llorenç Gomis, Josep Maria Martí, Miquel de Moragas, Santiago Ramentol e Imma Tubella. Estos especialistas apoyan la propuesta del Colegio de Periodistas de Cataluña de crear una autoridad del audiovisual cuyos miembros sean elegidos por el Parlament por mayoría de dos tercios, por un periodo superior a una legislatura y con competencias para gestionar los medios públicos, asignar las frecuencias radioeléctricas y controlar el cumplimiento de la normativa tanto en los medios públicos como en los privados. También el grupo de periodistas Josep Maria Lladó hizo ayer un pronunciamiento en el que considera la creación de esa autoridad independiente como una "oportunidad histórica" en la que Cataluña puede volver a ser pionera.

La creación de esa autoridad será el eje del debate de la próxima semana en el Parlament. "Las cosas no van por ahí", dijo ayer el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, en Catalunya Ràdio, y subrayó que el Gobierno de CiU no está dispuesto a renunciar a la potestad de nombrar al director de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV). A estas afirmaciones de Pujol respondió Narcís Serra. El primer secretario socialista afirmó: "No aceptar que sea el Parlament el que nombre este cargo vuelve ser un acto de profundo desprecio a la Cámara catalana. Hay una voluntad de dinamitar el debate sobre los medios audiovisuales antes de producirse. De hecho, Pujol ya lo ha devaluado al decidir no asistir".

IC-V propondrá en el debate que el Gobierno tenga que nombrar antes de tres meses como director general de la CCRTV a una persona elegida en la Cámara catalana por una mayoría cualificada, que ejercerá el cargo hasta que, por vía legislativa, se modifique la actual normativa sobre medios públicos. Previamente al debate, el comité de empresa de TV-3 ha convocado una concentración el lunes ante la sede de la televisión autonómica en Sant Joan Despí para pedir que el nuevo director de la CCRTV sea elegido en el Parlament.

Victòria Camps.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción