Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El metro a Rivas y Arganda cerrará más tarde y tendrá más trenes

La línea 9 del metro, en su tramo entre Puerta de Arganda y las localidades de Rivas-Vaciamadrid y Arganda, cerrará más tarde dentro de unos meses y tendrá más trenes para que su frecuencia sea mayor, según indicó ayer el vicepresidente del Gobierno de Madrid y consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés. Cortés recordó que cuando se puso en marcha, en abril de este año, la línea 9 a Rivas y Arganda "ya dije que los horarios era un tema a revisar pasados unos meses". Ahora, más de ocho meses después, el máximo responsable de los transportes cree que ha llegado el momento de "prolongar los horarios un poco por la noche para que se pueda volver también en metro (el último tren sale actualmente a las diez de la noche) y aumentar la frecuencia de paso de los trenes".El consejero dijo que ya ha hablado de este asunto con el alcalde de Arganda, Pedro Díez, y que tomará una decisión definitiva durante el primer trimestre del año 2000. Antes de eso, en los días que quedan de este año, Cortés decidirá si se prolonga el horario nocturno del conjunto de la red de metro los fines de semana -viernes y sábados- para atender la mayor demanda que se produce en esos días. Reconoció estar "muy en la línea" de tomar esta decisión, aunque indicó que existe la limitación de que el metro necesita cada noche unas cuatro horas para repasar las instalaciones, los túneles, las vías, la electrificación y la señalización. Aunque "no hay mucho margen para ampliar por la noche", se podría "prolongar por lo menos una hora para captar a un grupo de jóvenes muy numeroso, entre 15 y 20 años", que el vicepresidente cree que vuelven a casa no mucho después de las dos. Paralelamente, dijo, "estamos estudiando también que, en cambio, hay horarios a partir de las doce y media en que hay muy pocos usuarios y hay trenes que salen a la una y media que los coge un número bajísimo de usuarios".

Metrosur

Por otra parte, Cortés aseguró que la unión del Metrosur con la red actual de metro en la futura estación de Puerta de Batán -la actual Batán, donde entonces acabará la línea 5 tomando prestadas las estaciones de Aluche, Empalme y Campamento a la 10- "le va a devolver terreno a la Casa de Campo porque se va a enterrar la línea". Aseguró el consejero que la unión con el Metrosur se producirá a partir de la línea 10 y no de la 11, desde Pan Bendito, como él mismo anunció hace meses, "porque una vez estudiado en profundidad, es mucho más rentable socialmente, tiene mucha más utilidad".

En cualquier caso, está convencido de que "cuando pasen años, el Metrosur tendrá que acabar conectándose con más líneas". Respecto a la Casa de Campo, Cortés la considera "un campo civilizado", que es algo "que tiene su sentido cuando está al lado de una ciudad", pero que "no debiera ser más civilizado, es decir, le sobran coches".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 1999