Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NIEBLA CIEGA BARAJAS

El director de Barajas vetó "por seguridad" aterrizajes y despegues

El director del aeropuerto de Barajas, José Manuel Hesse, contestó ayer, a las preguntas de EL PAÍS sobre un supuesto cierre del aeropuerto por la mañana, mediante un fax en el que explicó que, "por seguridad", hubo momentos en que se favorecieron los despegues de Barajas, evitando los aterrizajes, y al contrario. La noche en Barajas, según Eurocontrol, sufrió demoras de cinco horas.

La contestación escrita de Hesse a este periódico fue la siguiente: "Dichas notas [de Eurocontrol] en ningún momento indican que el aeropuerto haya estado cerrado, sino que se ha jugado con entradas y salidas en base a la situación en la plataforma de aviones y en el área terminal de Madrid. Por tanto, ha habido momento de entrada cero, favoreciendo las salidas y su movimiento en la plataforma; y momentos de salida cero, favoreciendo la entrada de aviones en la proximidad de Madrid y, por tanto, su movimiento posterior en la superficie del aeropuerto en condiciones de baja visibilidad. Todo ello, por razones de seguridad".Durante el día de ayer, los responsables de Eurocontrol enviaron notas oficiales al aeropuerto de Barajas sobre la operatividad prevista para el aeródromo madrileño a lo largo del día. El fallo en el sistema informático ILS -detectado, según AENA, a las 7.15 y que se mantuvo hasta las 8.00-, junto con la niebla que cubría el aeródromo, no auguraban una buena jornada.

- Niebla combinada. Eurocontrol mandó la primera comunicación oficial a Barajas a las 8.21: "Debido a una combinación de la niebla y el descenso del ILS en la pista de despegue 33 se han aplicado las normas para llegadas y salidas con un bajo nivel de admisiones. La media de los retrasos para las llegadas y salidas es de 120 minutos".

- Tasa nula. A las 9.19, Eurocontol envía otra notificación: "Debido a la excesiva acumulación de vuelos y a la niebla en Madrid-Barajas, una tasa nula de admisiones se ha aplicado hasta las 11.00".

- Congestión en las pistas. Un cuarto de hora después, Eurocontrol remite un nuevo texto: "Debido a la niebla y a la congestión en las pistas de Madrid-Barajas", indica la nota, "una tasa de salidas nula se aplicará hasta las 10.30".

- Capacidad reducida. Eurocontrol, a las 16.18, notifica lo siguiente: "Debido a la niebla y a la congestión en Madrid-Barajas, la capacidad ha sido reducida aún más. También habrá un problema por falta de personal después de las 21.00. Se esperan retrasos de hasta cinco horas".

- Sectores disponibles. A las 19.55, AENA remitió a este periódico otra de las comunicaciones que Eurocontrol envió al aeropuerto. En ella se leía que "todos los sectores" de Madrid-Barajas "estaban disponibles esta noche [por ayer]", pero que, debido a la niebla y a la "congestión" del aeropuerto, la previsión de retrasos seguía por encima de las cinco horas.

A las 23.00, algunos pasajeros llamaron a este periódico diciendo que los usuarios se amotinaban: "Aquí hay vuelos con retrasos de hasta 30 horas. La gente empieza a cansarse y ha habido conatos de golpear en los cristales de los mostradores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 1999

Más información

  • Eurocontrol calculó demoras de cinco horas