Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condena de dos años para un niño británico de 11 por robo

Un niño de 11 años fue condenado ayer por un tribunal de Liverpool a dos años y medio por tentativa de robo mediante el procedimiento de tirón. La víctima del delito fue una anciana de 85 años, que sufrió la fractura de un brazo. El menor, desde que se anunció su procesamiento, ha permanecido en un establecimiento de seguridad bajo vigilancia policial.Desde que tenía siete años, el niño ha comparecido en seis ocasiones ante los tribunales acusado de 17 delitos, especialmente robos o incendios voluntarios. Siempre ha estado bajo control judicial.

El pequeño, cuya identidad no se ha facilitado por motivos legales, tiene un coeficiente intectual muy bajo. Sus antecedentes son duros: sufrió el abandono de los padres, ambos drogadictos; la madre, al parecer, ejerce la prostitución. Según la defensa, el niño es "una víctima".

Pero el juez Denis Clark es de otra opinión: "Usted es absolutamente incontrolable y está programado para el crimen", dijo al niño al dictar sentencia. "La gente debe ser protegida de jóvenes delincuentes como usted, que actúan con ánimo de desafío o para hacerse valer ante chicos mayores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 1999