Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Al filo de lo imposible' sigue los pasos de los míticos alpinistas Irvine y Mallory

Coronar el Everest (8.846 metros) por su cara norte y sin oxígeno artificial. Ésta será la nueva hazaña del equipo de Al filo de lo imposible. El grupo de TVE dirigido por Sebastián Álvaro intentará también seguir los pasos de la expedición al pico más alto de la Tierra protagonizada en 1924 por los británicos George Leigh Mallory y Andrew Irvine. Todo el material filmado se plasmará en tres documentales y un especial "resumen del cuaderno de viaje", según Álvaro. En esta aventura les acompañará el alpinista Juan Oiarzabal.

El equipo de Al filo de lo imposible partirá el próximo 10 de marzo hacia una aventura que durará dos meses y medio. Para Sebastián Álvaro, el nuevo proyecto "quiere ir más allá del reto deportivo y escribir una doble página, al intentar revivir la que es quizá la historia más fascinante de la conquista del Himalaya realizada por los dos alpinistas británicos".La expedición de Irvine y Mallory, una de las tres primeras que intentaron coronar la montaña que marca la frontera natural entre Nepal y el Tíbet, comenzó en 1924. "Todavía hoy no se sabe con certeza si fueron o no los primeros hombres en culminar la cima". "Esta primavera, un equipo descubrió los restos de Mallory, y en 1933 se encontró el piolet de Irvine a 8.300 metros de altitud, pero el misterio sigue sin resolverse", explica Álvaro. Para el máximo responsable del programa, Mallory "era un hombre singular que combatió en la I Guerra Mundial, fue profesor universitario y un escritor de notable talento literario. Él fue, sin duda, la cabeza, el corazón y la fuerza de la expedición", añade.

Ropa de lana y botas de cuero

Los miembros de Al filo... seguirán los pasos de los míticos escaladores vestidos al modo de la época, "con ropas de lana y botas de cuero", y tratarán de descubrir lo que sucedió aquel 8 de junio de 1928, cuando perdieron la vida. ""Queremos reproducir in situ cómo se desarrollaron sus últimas horas antes de desaparecer. Nuestra hipótesis es que, al llegar al muro de roca de 20 o 25 metros denominado el segundo escalón, intentaron alcanzarlo sin éxito, se dieron la vuelta para regresar al campamento y en la noche uno de los alpinistas resbaló y arrastró a su compañero en la caída. Iremos con los ojos bien abiertos para ver si encontramos algún indicio que modifique esta teoría", dice el director.

Al filo de lo imposible contará con la colaboración de Juan Oiarzabal. Para el prestigioso alpinista vasco, ascender sin oxígeno será una nueva marca personal, ya que alcanzó el Everest por la cara norte en 1993. Pero en aquella ocasión utilizó botellas de oxígeno a partir de los 8.400 metros, "cuando sólo le faltaban 446 metros", puntualiza Sebastián Álvaro, quien asegura que a mediados de mayo todo el equipo estará en condiciones de "atacar la cumbre". Las proezas de los expedicionarios al llegar a los 7.000 metros se emitirán en los informativos y quedarán reflejadas esos días en la página web que el programa tiene en Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 1999

Más información

  • El equipo de TVE subirá al Everest por su cara norte y sin oxígeno artificial