Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanción de 10 millones a un bar cuyo montacargas asfixió a un joven

Los propietarios de un pub deberán pagar diez millones de pesetas a la madre de un joven que murió asfixiado por un montacargas que le cayó encima cuando limpiaba el local, según establece una sentencia del Tribunal Supremo. El alto tribunal ha admitido el recurso de la madre de la víctima contra la sentencia de la Audiencia de Madrid que impuso a los propietarios del local una indemnización de siete millones de pesetas en lugar de diez, como en un principio había establecido un Juzgado.El Supremo ha rechazado el recurso presentado por los responsables del pub Molto Bene, de la calle de Isaac Peral de Madrid, para que fueran exonerados de la responsabilidad del accidente, ocurrido el 24 de febrero de 1986 cuando el joven, de 18 años, limpiaba el local con su madre y, al asomarse al hueco del montacargas, que servía para elevar los platos a una planta superior, se desprendió y cayó sobre su cuello, lo que le causó la muerte por asfixia.

El alto tribunal descarta que la víctima pudiera accionar el montaplatos y considera probada la culpa por negligencia de la sociedad del pub, ya que no demostró, como correspondía, "el adecuado y, sobre todo, seguro funcionamiento" del aparato para evitar accidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 1999