Entrevista:

"Es fundamental que las remuneraciones especiales se utilicen con transparencia"

La Asociación Española de Banca Privada (AEB) se está quedando, a golpe de fusión, sin clientes. Su presidente, José Luis Leal, no sólo aplaude abiertamente este paso adelante, sino que apuesta por que la banca española va a desempeñar un papel protagonista en la transformación del sistema financiero europeo.Con la prudencia y la cintura que le han dado su paso por el Ministerio de Economía en tiempos de UCD -etapa en la que precisamente se abrieron las fronteras para que entrara la banca extranjera- y sus casi diez años al frente de la patronal bancaria, mantiene un exquisito equilibrio en todas sus afirmaciones. Leal defiende, a la hora de abordar el espinoso asunto de las opciones sobre acciones, que estas remuneraciones especiales para los directivos "han de utilizarse con transparencia, con prudencia y bajo el estricto control de los órganos de gobierno de las empresas".

El máximo responsable de la AEB no espera nuevas subidas de los tipos de interés a corto plazo y respalda los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno para el año próximo, aunque sigue reclamando nuevas reformas estructurales y que continúe la moderación salarial.

Pregunta.El proceso de fusiones bancarias en España se ha demostrado imparable. ¿Pronostica ahora una sucesión de fusiones transfronterizas?

Respuesta.La consolidación del sistema bancario español se ha producido en poco tiempo y con total ausencia de problemas, aunque este proceso ha tenido lugar de una manera diferente a como se creía en un principio. Los analistas pensaban en un proceso de concentración transnacional. Sin embargo, estamos asistiendo a una concentración bancaria nacional, con independencia del tamaño del país en que se produce.

P.¿Qué queda por hacer en España?

R.Es difícil saberlo, pero lo que está claro es que subsistirán aquellas entidades que sepan encontrar su nicho de mercado.

P.¿Por qué se ha hecho el proceso de concentración más rápido en España que en otros países de la zona euro?

R.Posiblemente porque en otros países se había comenzado antes. España tenía uno de los índices de concentración bancaria más bajos de Europa.

P.Pero la banca española se ha mostrado como una de las más activas a la hora de entrar en mercados europeos mediante compras o alianzas.

R.Efectivamente, porque en el nuevo terreno de juego financiero se necesita cierta talla. La banca española está perfectamente preparada y en condiciones de hacer esos movimientos, que pueden desembocar en fusiones, en alianzas o en acuerdos para determinadas áreas de negocio. Es muy difícil, por ejemplo, que un banco haga con éxito banca al por menor en otro país, porque cada mercado tiene sus características, que a veces dependen de factores psicológicos. Además, hay un elemento adicional, la banca telefónica o la banca por Internet, que también van a influir en el desarrollo de los futuros movimiento bancarios.

P.¿Qué papel ha desempeñado AEB en las dos grandes fusiones españolas de este año, BSCH y BBVA?

R.Obviamente, ninguno. Han sido operaciones que han llevado muy pocas personas. A la AEB como institución no le compete intervenir en estos procesos.

P.¿Qué lectura se puede sacar de un episodio como el veto de un determinado Gobierno europeo, en este caso el portugués, a una operación de calado como el acuerdo entre el Banco Santander Central Hispano y el Grupo Champalimaud?

R.En un proceso tan complejo como el de la construcción europea es normal que haya problemas. Todos vamos aprendiendo en el camino. Además, este asunto se ha resuelto felizmente para todos.

P.¿Cree que el proceso de fusión se va a acelerar en las cajas de ahorro?

R.Las cajas están en un proceso de concentración, pero prefiero no opinar sobre la competencia.

P.¿Hay intromisiones del Gobierno en el quehacer de la banca?

R.No.

P.¿Tampoco las ha habido en la fusión del BBV y Argentaria?

R.Que yo sepa, no.

P.¿Qué le parecen las remuneraciones especiales que hay tanto en la banca como en las empresas?

R.Son una práctica generalizada en el mundo. Lo que me parece fundamental es que se utilicen con transparencia, con prudencia y bajo el control de los órganos de gobierno de las empresas.

P.¿Y en la banca se cumple con esa transparencia?

R.Evidentemente.

P.Sin embargo, en empresas participadas por bancos, como Telefónica, no se cumple ese principio.

R.Es un asunto que se refiere a la administración de una empresa, en el que como institución no debemos entrar. De cualquier forma, debe ser la junta general de accionistas la que tenga la última palabra.

P.¿Está corriendo muchos riesgos la banca con sus inversiones en participaciones industriales?

R.El debate sobre la participación de la banca en la industria se inició hace tiempo. Consistía en elegir entre el modelo alemán, en el que la banca participaba muy activamente en la industria, y el británico, con escasa o nula presencia industrial. Finalmente prevaleció el modelo anglosajón, aunque no de manera absoluta. Por ello, desde la Unión Europea se fijaron unos límites y un consumo de recursos propios para la inversión de las entidades financieras en la industria, que se cumplen estrictamente en España.

P.¿Qué le parece la circular que prepara el Banco de España para aumentar las provisiones?

R.La intención del Banco de España es aprovechar el actual ciclo económico para que los bancos y las cajas hagan hucha con el fin de que estas entidades estén prevenidas para cuando cambie el ciclo y repunte la morosidad. Estamos de acuerdo con el planteamiento general, pero también entendemos que los detalles concretos, especialmente la cantidad que haya que poner en el llamado Fondo de Estabilización, deben ser razonables. También pensamos que la aportación que se haga debe ser fiscalmente deducible.

P.¿Por qué no se aumenta el horario de apertura de oficinas por la tarde y se ha reducido el número de sábados en los que las sucursales permanecen abiertas?

R.Los tiempos han cambiado gracias al progreso de la técnica; los bancos han acercado sus servicios al cliente mediante los cajeros automáticos, que permiten la disposición de efectivo las veinticuatro horas del día, la banca telefónica e Internet. En cierta manera hemos llevado los servicios bancarios a casa del cliente. El futuro de los servicios bancarios pasa por estas coordenadas mucho más que por la apertura de las tardes. Nuestra prioridad al negociar el convenio ha sido pactar un marco estable para las entidades y sus empleados para los próximos años; y creo que lo hemos conseguido.

P.¿Los sindicatos de banca se han acomodado a las nuevas circunstancias económicas?

R.Los sindicatos de nuestro sector se han modernizado mucho. Defienden sus intereses y sus puntos de vista con inteligencia, profesionalidad y rigor; por nuestra parte defendemos los nuestros, y hasta ahora siempre ha sido posible llegar a acuerdos.

P.¿Qué opinión tiene de los Presupuestos del 2000?

R.Son unos buenos Presupuestos. Se reduce el déficit público en línea con los compromisos adquiridos en el momento de nuestra integración en la moneda única. Es lo que nuestro país necesita para mantener una buena tasa de crecimiento económico en condiciones de estabilidad.

P.Pero la inflación está repuntando. ¿Cómo se ha de afrontar este problema?

R.Es un asunto complejo en el que no hay recetas mágicas. La reducción del déficit presupuestario es una buena ayuda, pero además hay que eliminar rigideces en los comportamientos económicos. También es necesaria la moderación salarial. En todos estos aspectos hemos progresado mucho los últimos años, y espero que sigamos haciéndolo en los próximos.

P.¿Con quién tiene o ha tenido más sintonía la banca española, con el actual Gobierno del Partido Popular o con los del PSOE?

R.Los bancos conforman el sistema de pagos de un país, elemento clave en una sociedad moderna. Nuestra obligación es entendernos con todos los gobiernos legítimamente constituidos.

P.¿Espera nuevos aumentos de los tipos de interés en la zona euro y en Estados Unidos?

R.A corto plazo no es previsible que los tipos de interés varíen. En un plazo más largo es posible que lo hagan, más bien al alza y moderadamente, tanto en Estados Unidos como en Europa. Al menos esto es lo que pronostican los organismos internacionales.

P.¿Se va a producir un fuerte encarecimiento de los préstamos hipotecarios en España?

R.No. Los mercados habían anticipado la última subida del Banco Central Europeo. Las familias españolas continuarán beneficiándose de un horizonte de tipos de interés mucho más estable que en el pasado. De haber subidas, éstas serán moderadas. No hay que olvidar que, a pesar de tener una inflación más alta que Francia o Alemania, los tipos de interés hipotecarios españoles son inferiores a los de esos países.

P.¿Se atisba un cambio de ciclo económico tras el prolongado buen momento que se está atravesando tanto en Estados Unidos como en Europa?

R.La tendencia en Europa apunta claramente hacia una aceleración moderada de la actividad económica. En Estados Unidos, el crecimiento debería frenarse el próximo año. Hay que advertir, sin embargo, que los pronósticos para Estados Unidos han subestimado regularmente el potencial de crecimiento de esa economía.

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS