Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGURIDAD

Denuncia sindical por una plaga de ratones en la cárcel de Picassent

La proliferación de ratones se ha convertido en una amenaza para la seguridad de la cárcel de Picassent, según denuncia el sindicato Agrupación del Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias (Acaip). "Los técnicos de la empresa de mantenimiento nos han explicado que los roedores han excavado y mordisqueado los cables del sistema de seguridad que abre y cierra las puertas en diversas ocasiones, dejándolo fuera de servicio", asegura un portavoz de Acaip, el sindicato mayoritario en el penal.La seguridad no es la única que se resiente por el apetito de los ratones. Acaip afirma que también se ceban con los cables del tendido eléctrico y el telefónico, dejando a oscuras e incomunicados a algunos módulos.

Pero sobre todo, destacan que se están incumpliendo las normativas de higiene y prevención de riesgos laborales. Esta proliferación de roedores supone "un problema sanitario muy serio, que provoca la transmisión de enfermedades en un centro donde muchos internos sufren drogodependencias y enfermedades contagiosas". La dirección del penal viene utilizando sin éxito en los últimos años diversos tipos de venenos contra estos roedores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 1999