Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta pide más inspectores tras dispararse la siniestralidad laboral

El consejero de Trabajo de la Junta de Andalucía, Guillermo Gutiérrez, ha vuelto a pedir al ministro de Trabajo, Manuel Pimentel, que incremente la plantilla de inspectores que en la comunidad autónoma se dedican a velar y vigilar que las empresas cumplan la normativa de seguridad, después de que este año se hayan disparado los accidentes laborales. Gutiérrez denuncia que en Andalucía existe un solo inspector por cada 3.500 empresas y por cada 10.000 trabajadores.

En la comunidad autónoma, tan sólo en el sector de la construcción han muerto 45 trabajadores en lo que llevamos de año, a la vez que se han disparado los niveles de siniestralidad, con incrementos superiores al 50% con respecto a 1998 en provincias como Málaga. Esta situación llevó incluso a los sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, a convocar una huelga general en el sector de la construcción, que se desarrolló el pasado día 9 de octubre y que fue secundada por el 95% de los trabajadores, según fuentes sindicales.

CC OO cifró recientemente en 85 la plantilla de inspectores que las ocho direcciones provinciales del Ministerio de Trabajo -el organismo con competencias sobre la inspección de las empresas- tienen en Andalucía.

El consejero de Trabajo insiste en la necesidad de incrementar esos efectivos, ya que el nuevo boom en el sector de la construcción ha provocado un "alarmante" aumento de los siniestros y "demasiadas muertes". Gutiérrez admite que el problema es "responsabilidad de todos", por lo que rechaza que estén "intentando trasladar la pelota al tejado de la Administración central".

"Un trabajador tiene que denunciar a su empresa cuando ésta no garantiza que su trabajo se haga con las suficientes medidas de seguridad, pero también un empresario debe sancionar a un trabajador que, disponiendo de estas medidas, no las utiliza", reclama el consejero.

En este sentido, Gutiérrez destacó que su departamento seguirá aumentando las partidas para continuar con los planes de prevención de riesgos laborales que impulsa en las empresas, así como con los cursos de Formación Profesional especializados en esta materia.

"Nosotros seguiremos actuando en la prevención, pero he solicitado en varias ocasiones al Ministerio de Trabajo que aumente la plantilla de inspectores, porque es muy escasa y a todas luces insuficiente", indicó el consejero.

Medidas judiciales

CC OO de Málaga avisó hace unos días de su intención de denunciar ante la Fiscalía a las constructoras en cuyas obras se hayan producido varios accidentes laborales, después de quejarse de que el Ministerio Público no haya actuado de oficio contra ninguna empresa que se hubiera visto implicada en un accidente con víctima mortal.

Los empresarios de la construcción no están tan alarmados como las administraciones ante el aumento de la siniestralidad, pero sí insisten en la necesidad de que los patronos tomen conciencia del problema.

La Asociación de Constructores y Promotores (ACP) de Málaga, que presentó la pasada semana el balance de su actividad, se felicitó del descenso de los accidentes graves y mortales que, según ellos, ha experimentado la provincia en lo que va de año con respecto al mismo periodo de 1998, pero llamó a empresarios y sindicatos a colaborar "activamente" con la administración en las tareas de prevención.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de noviembre de 1999

Más información

  • Trabajo calcula que sólo hay un funcionario por cada 3.500 empresas