Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un túnel regalado, dos en proyecto y dos en barbecho

En las inversiones que prepara el alcalde, José María Álvarez del Manzano, prima, año tras año, la construcción de túneles: en la pasada legislatura se terminaron los de Ríos Rosas, el retúnel de O"Donnell y el que discurre por debajo de la plaza de Oriente. Para el ejercicio del 2000, los presupuestos sólo señalan una partida importante: 1.000 millones para el paso inferior de la calle de Añastro (Hortaleza), un paso inferior que cuesta 2.000 millones y que debe sufragar Banesto como pago por una recalificación multimillonaria. Hasta ahora, y según los presupuestos, la entidad bancaria sólo ha pagado la mitad de la deuda.Otros dos túneles que reciben inyecciones presupuestarias son los que pasarán por debajo de Cuatro Caminos y Santa María de la Cabeza, una vez demolidos los pasos elevados. Las partidas, de cualquier forma, son casi simbólicas: estas dos grandes infraestructuras costarán más de 2.000 millones cada una, y el Ayuntamiento ha destinado 500 millones para ambas.

Otros dos grandes túneles prometidos por el alcalde en la campaña electoral no reciben ni una peseta: el del paseo del Prado y el de María de Molina. Aunque en el fragor de los mítines y las conferencias de prensa se calificaron de seguros, ahora están pendientes de discusiones, estudios y dictámenes de expertos y técnicos. Hay en marcha un concurso para el del paseo del Prado, pero esto no significa que se construya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de octubre de 1999