Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUTOMOVILISMO Mundial de fórmula 1

Una carrera imparable tras el grave accidente en Adelaida

Adelaida marca una frontera en la carrera del bicampeón, que empezó ya a interesarse por los carts a los seis años en su Helsinki natal. El finlandés Mika Hakkinen, de 31 años, sufrió en 1996 un grave accidente en unos entrenamientos en Australia, que a punto estuvo de costarle la vida. Sólo la rápida intervención de los médicos evitó lo peor. Ayudado por su novia, Erja Honkanen, Hakkinen regresó en 1997 al circuito y logró la victoria en Jerez, en el último Gran Premio del año. Ya fue imparable. En 1998, se alzó con su primer Mundial tras sumar ocho victorias. Y, ahora, ha ganado en 14 grandes premios y 21 pole position. Heredero de la enorme tradición de pilotos de su país, Hakkinen hace gala de sus orígenes con una fama de hombre frío, calculador e insensible a la presión de los Ferrari. Pero su imagen de hielo no siempre es exacta. Alguien le vio arrodillado, llorando y escondido en un bosque tras fallar en Monza (Italia).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de octubre de 1999