Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un diputado del PP vasco se escuda en su cargo para eludir una denuncia policial

"Soy diputado y ustedes son unos alguacilillos que lo único que hacen es joder la fiesta; se les va a caer el pelo". Con estas palabras respondió Javier Peón, diputado por Vizcaya en el Congreso de los Diputados por el Partido Popular, a los efectivos de la Policía Local de San Juan (Alicante) que fueron alertados por la dueña de un local de copas ante la imposibilidad de cerrar su establecimiento. Peón y sus amigos pretendían prolongar la juerga de una boda en este local y no estaban dispuestos a moverse.Peón esgrimió su cargo para eludir una denuncia de la Policía Local de San Juan (Alicante), el pasado mes de agosto durante la celebración de la boda de un amigo y dijo, además, que a la única autoridad que reconoce es la de la Guardia Civil. Según informó ayer Diario 16, los invitados, entre los que se encontraba Javier Peón, pretendían prolongar la celebración en una sala de fiestas hasta bien entrada la madrugada, pese a la negativa de la propietaria. Ante la insistencia de los invitados, la dueña optó por llamar a la policía, quien advirtió a los clientes que la fiesta no podía ir más allá de las tres de la mañana.

Ante la obstinada actitud de los clientes, la policía requirió varias veces la documentación a todos los presentes en la fiesta, lo que debió exasperar a Javier Peón. El representante de los populares vascos en la Cámara baja manifestó "a viva voz, que era un diputado en las Cortes Generales, que se nos iba a caer el pelo y que éramos -los policias locales- unos alguacilillos que estábamos jodiendo la boda", según se recoge en el atestado realizado por la Policía Local.

La policía local concluyó la discusión interponiendo una denuncia contra el diputado del PP por "presunta desobediencia a la autoridad e injurias y falta contra el orden público", según quedó recogido en el atestado. En la actualidad, el juzgado de instrucción de la citada localidad alicantina tramita la causa abierta contra Peón.

En el texto policial se indica que Peón respondió a los policías municipales que "sólo reconocía como agentes de la autoridad a la Guardia Civil".

Ilocalizable

EL PAÍS intentó ayer, sin éxito, ponerse en contacto, a través del Partido Popular del País Vasco, con el diputado aludido en la información. A última hora de la tarde, la oficina de prensa del PP en Euskadi confirmó que "había sido imposible localizar a Javier Peón".En la misma información periodística, se aludía también al intento, el pasado 11 de septiembre, del delegado del Gobierno en Galicia, Juan Miguel Diz Guedes, de impedir las labores de identificación desarrolladas por unos guardias civiles en las Islas Cíes el yate de unos conocidos del delegado, caso desvelado por este periódico.

Junto a este ejemplo, se aludía también al caso de Pilar Rahola, cuando era diputada por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y concejal en Barcelona. Aparcó su coche en un lugar indebido y, posteriormente, le recriminó al guardia que le estaba multando, al tiempo que le exigía que le quitara la multa. Posteriormente la pagó y pidió disculpas públicamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 1999

Más información

  • "Ustedes son unos alguacilillos", espetó Peón