Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AULAS

Universitarias analizan la afluencia de estudiantes marroquíes a Granada

Unas conferencias abordarán los tipos de inmigración en esta ciudad

Tres alumnas del Laboratorio de Estudios Interculturales de la Universidad de Granada analizarán en unas conferencias -la primera comienza mañana- los tipos de inmigración predominantes en su ciudad. Así, plantearán la creciente evolución del número de estudiantes marroquíes en la Universidad, las dificultades laborales de los vendedores ambulantes senegaleses y el retorno desde Alemania de los hijos de emigrantes españoles.

El ciclo de conferencias ha sido organizado por el Centro Cultural Casa de Porras de la Universidad de Granada, y brinda la posibilidad a las alumnas de exponer parte del contenido de los trabajos de investigación en los que están inmersas.La última de estas conferencias, prevista para el 28 de octubre, intentará arrojar luz sobre el fenómeno de la masiva afluencia de estudiantes marroquíes a Granada. Será pronunciada por Eva González, que atribuye la presencia de más de 4.000 jóvenes marroquíes en la ciudad a las dificultades que tienen para acceder a la universidad en su país. "Allí hay pocas plazas para mucha demanda y las notas de entrada son muy altas", aclara.

También influyen, a juicio de González, la proximidad histórica y geográfica y, sobre todo, las restricciones de entrada impuestas por el gobierno de Francia, tradicional destino de estudiantes marroquíes.

En su trabajo de investigación, González diferencia entre tres tipos de estudiantes marroquíes en Granada. El objetivo del primer grupo es aprender español y preparar la Selectividad en una academia privada. El del segundo, hacer el examen de Selectividad y estudiar una carrera. Por último, un grupo de marroquíes llega a Granada para hacer el doctorado.

Farmacia y Medicina

La gran mayoría de estos inmigrantes se matriculan en las facultades de Farmacia y Medicina. "Son dos especialidades que, cuando regresan a su país, les permiten montar su propia consulta o farmacia y convertirse en profesionales independientes", aclara González.

Antes de esta conferencia se pronunciarán dos más. La primera abordará mañana el tema de la inmigración y la venta ambulante en Granada. Analiza las estrategias de supervivencia de los senegaleses, resignados a compaginar el comercio callejero con el trabajo como recolectores temporales de aceituna o fresa.

La segunda, prevista para el 21 de octubre, resume un estudio sobre los hijos de los españoles que emigraron a Alemania en los años sesenta. Plantea la duda en la que se encuentran estos jóvenes: regresar a España con sus padres jubilados o integrarse en la sociedad alemana.

Las tres conferencias serán impartidas por alumnas del Laboratorio de Estudios Interculturales, una subdivisión del Departamento de Antropología y Trabajo Social centrada en el estudio de los flujos migratorios, los conflictos interétnicos y la prevención del racismo y la xenofobia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 1999