Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acuerdo de los accionistas estables permite a Iberia poner en venta el 54% de su capital

Iberia comenzará su oferta pública de acciones (OPV) el 22 de noviembre. Ese día se podrán pedir acciones de la compañía aérea tras lograrse un acuerdo entre los accionistas del núcleo estable que suman el 40% del capital y que han tenido paralizada la operación en las últimas semanas. Así lo confirmó el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Pedro Ferreras, en el Parlamento. Iberia sacará a Bolsa el 54% de su capital ya que el 40% lo tienen los accionistas estables y el 6% los empleados. La previsión es que cotice el 7 de diciembre.

Por fin, despega la privatización de Iberia después de unas semanas de fuertes turbulencias provocadas por las diferencias entre Caja Madrid, que cuenta con el 10% del capital, y British Airways, que controla otro 10% (incluyendo el 1% de American Airlines). El resto del núcleo estable lo componen BBV con el 7,3%; Logista (Tabacalera), con el 6,7%; El Corte Inglés, con el 3%, y Ahorro Corporación, con el 3%. En total suman el 40% y tendrán seis miembros en un consejo de 12 asientos. Los seis restantes serán independientes. En la actualidad, hay cuatro representantes de los trabajadores. El desbloqueo ha permitido poner fecha fija a la salida a Bolsa, que será el 22 de noviembre, según anunció ayer en el Parlamento Pedro Ferreras. Ese día se abre el periodo para solicitar la compra de acciones. Unos días antes de la apertura del periodo de mandatos, se registrará en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el folleto de la oferta en el que se contendrá el precio máximo y mínimo de las acciones, así como el reparto de tramos entre mercado nacional e internacional y otra posible colocación institucional. Se prevé, no obstante, que el 5% se destine a los empleados. A las dos semanas de comenzar los mandatos, es decir, el 7 de diciembre, cotizará en Bolsa, según las previsiones de la SEPI. El 54% que sale a Bolsa está valorado en 313.000 millones pesetas, según el cálculo realizado por el valor que han pagado los socios estables.

El gran escollo que había para alcanzar un acuerdo se refería al reparto de poder en el consejo. De los 12 miembros que tendrá, dos corresponden a British Airways, mientras Caja Madrid, BBV y Logista tendrán uno. El Corte Inglés y Ahorro Corporación compartirán otro. Los seis restantes serán independientes y se nombrarán poco antes de la salida a Bolsa, a instancias de la SEPI, entre profesionales de prestigio.

El problema surgió al reclamar más peso en el consejo Caja Madrid, ya que tiene el mismo porcentaje en el capital que British Airways y la mitad de sus consejeros. Al final, se ha llegado a un acuerdo en el mecanismo para aprobar las decisiones estratégicas (nombramiento de presidente, plan de inversiones, plan director...). Para aprobar estas decisiones tienen que estar apoyadas por British Airways más dos consejeros españoles o bien que voten los cuatro españoles sin la compañía británica. Se ha hecho un reparto de votos del núcleo estable para desatascar las decisiones. Así, British Airways tiene tres votos; Caja de Madrid, dos votos; BBV y Logista, 1,5 cada uno y El Corte Inglés y Ahorro Corporación, uno. Al forzar que British precise dos socios españoles para aprobar sus propuestas, con ese reparto de votos se consigue que British y Caja Madrid se vean obligados a buscar un tercero si quieren adoptar alguna decisión.

La valoración de la empresa, que se hizo cuando firmaron su entrada los socios estables, es de 5.800 millones de pesetas por cada 1%. Esta valoración puede recibir algún ajuste en base a los recursos que se consigan de la central de reservas Amadeus (29% de Iberia), que se halla inmersa en una oferta pública de venta (OPV); así como las propiedades de Iberia en los terrenos de La Muñoza, cerca de Barajas. Los accionistas estables esperan que la valoración se revise a la baja por cuanto en este ejercicio, Iberia no pasará de los 25.000 millones de beneficios, cuando en el año 1998 logró superar los 65.900 millones.

El presidente de la SEPI ha recomendado que el Estado español se reserve una acción de oro (poder de vetar las decisiones importantes) por un periodo de 10 años. La Comisión Europea ha advertido de que es contraria a esas prácticas y en Economía no son muy proclives a adoptarla. Sería, de ser así, la primera gran empresa privatizada que no contaría con esta salvedad.

Por otra parte, Spanair y Lufthansa informaron ayer que compartirán códigos en todos los vuelos entre España y Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 1999

Más información

  • La oferta de acciones comenzará el 22 de noviembre y cotizará en Bolsa el 7 de diciembre