Ribó exige a Pujol que aclare los casos de favoritismo que afectan a sus familiares

El candidato de IC-V, Rafael Ribó, descargó ayer toda su artillería contra los casos de corrupción y de favoritismo familiar que han salpicado al Gobierno de Jordi Pujol y le exigió que haga auditar todas sus cuentas que están bajo sospecha. Ribó formuló esta petición un día después de que Pujol dijera: "El dinero que pido es para Cataluña, yo ya tengo a mis hijos colocados". Una afirmación que ayer también censuró el PSC . Pero las críticas más duras fueron las de Ribó, que sacó a relucir una larga lista de trapos sucios del Gobierno de Pujol.

Rafael Ribó solicitó a Jordi Pujol que se comprometa ahora, durante la campaña electoral, a encargar una auditoría pública de todas las cuentas del Gobierno de la Generalitat que se han visto afectadas por presuntos casos de corrupción y de favoritismo a familiares del presidente. "Los ciudadanos tienen derecho a saber si todas las acusaciones son verdaderas o falsas", sentenció el candidato ecosocialista.Ribó también solicitó a CiU y al resto de partidos que se comprometan a revelar "qué deben a entidades financieras y proveedores, para saber quién tiene influencia sobre cada formación política".

El candidato de IC-V responsabilizó al Gobierno de Jordi Pujol de la actitud "amoral y avalorativa" que tiene la sociedad ante los "comportamientos irregulares" del entorno familiar del presidente al "beneficiarse del dinero público como si fuera suyo". Las declaraciones de Pujol en las que afirmó que tiene a sus hijos "colocados" suscitaron a Ribó varias preguntas dirigidas al presidente catalán: por un lado, le pidió si considera "normal" que su propia esposa tenga un negocio -en alusión a Hidroplant, empresa de cuyo Consejo de Administración forma parte Marta Ferrusola- "que puede aprovechar contrataciones de la Administración pública que él gobierna". Preguntó también a Pujol si sabe que varios de sus hijos "han obtenido contratos de la Administración con tratos de favor" o a través de mecanismos "que dicen muy poco de la transparencia y la ética". "¿Es ésta una forma de colocar a sus hijos?", cuestionó el candidato de IC-V.

Por último, Ribó aludió a la investigación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre posibles infracciones cometidas por uno de los hijos de Pujol, Josep, y los hijos del empresario catalán Juan Echevarría, por haberse aprovechado de información privilegiada sobre la OPA de Endesa para "enriquecerse rápidamente de forma irregular". "¿Sabe Pujol que el Gobierno español, con la implicación del propio Piqué, interrumpió la investigación abierta por la comisión tras las presiones de la Generalitat?", preguntó Ribó. Esta investigación de la CNMV se zanjó con sanciones a Juan Echevarría, entonces presidente de Fecsa, y a sus hijos.

Ribó añadió que no es "ni ético ni estético" que otro de los hijos de Pujol, Oriol, hubiera sido designado director general de Asuntos Interdepartamentales y Relaciones con el Parlament, cargo que abandonó para pasar a ser concejal de CiU en Barcelona.

Ribó citó también casos que consideró "de un grado claro de corrupción", entre ellos el caso Casinos, el caso De la Rosa y el caso Estivill, y emplazó a Pujol a que los explique públicamente.

Críticas socialistas

La afirmación de Pujol de que tiene a sus hijos "colocados" también fue criticada por el PSC. Manel Nadal, número dos de la candidatura PSC-CIPC-IC-V por Girona, y Joan Ferran, número 14 de la lista de Maragall, señalaron que el presidente catalán "enseña las vergüenzas para mirar de perpetuar a su dinastía".

"Los catalanes ya teníamos constancia de la buena situación económica y financiera de la familia Pujol", declarado Nadal. Por su parte, Joan Ferran, añadió que el presidente de la Generalitat "quiere conservar la tradición de nombrar heredero y por eso nunca ha permitido que se planteara su sucesión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 06 de octubre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50