La BBC estrena una serie animada que recupera la vida de los dinosaurios

Las cámaras de la BBC se zambullen en la prehistoria para recuperar la vida de los dinosaurios y otras especies extintas en Walking with dinosaurs, título original de la serie documental que estrenó el lunes pasado la cadena británica. El trabajo, que combina las últimas técnicas de animación por ordenador y animatronics con las teorías científicas más recientes, cuenta con un presupuesto de 1.500 millones de pesetas. Tele 5 ha comprado los derechos de esta producción, que se emitirá en primavera.

La serie animada, obra de las firmas Crawley Creatures y Framestore, reconstruye con realismo familias enteras de especies que poblaron la Tierra hace más de 200 millones de años. Un centenar de paleontólogos avalan el rigor científico de este ambicioso trabajo que acerca por primera vez a la pequeña pantalla animales prehistóricos en su hábitat natural. Parte del equipo viajó a Chile, Tasmania, Nueva Zelanda y California en busca de vegetación lo más parecida posible a la entonces existente. Sobre estos parajes se mueven los tiranosaurios, diplodocos o, entre muchos otros, el iberomesornis, un pequeño pájaro con rasgos de dinosaurio del que se han encontrado restos en Las Hoyas (España). La voz del narrador, el actor Kenneth Branagh en la versión original, explica cómo se alimentan, defienden y/o atacan, y cómo se reproducen estas enigmáticas criaturas.

"Es un documental único y de una calidad técnica increíble", afirma Ghislain Barrois, responsable del departamento de adquisiciones de Tele 5. La cadena privada tiene los derechos de emisión del documental. "No es nuestra especialización, pero apostamos fuerte porque este proyecto abre una nueva etapa en la animación documental para televisión", señala Barrois.

El espacio echa al traste viejos mitos -el carnívoro más grande era el liopleurodón, un reptil marino, no el dinosaurio- y despeja algunas dudas. Una cabeza de diplodoco construida en animatronics para la serie ayudó a los científicos a establecer que esta familia se alimentaba de vegetación a ras del suelo y, en particular, de helechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de octubre de 1999.

Se adhiere a los criterios de