Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciscar y Eguiagaray dirigirán el comité electoral del PSOE para las generales

El secretario de Organización del PSOE, Ciprià Ciscar, y el de Economía, Juan Manuel Eguiagaray serán los máximos responsables del comité que preparará las elecciones generales, previstas para la primavera del 2000. Ciscar será el coordinador general del comité federal electoral y Eguiagaray estará al frente del programa. La primera tarea del comité quedó clara en una reunión celebrada el pasado lunes: el secretario general del partido, Joaquín Almunia, quiere que antes del mes de diciembre cale en la opinión pública la idea de que los socialistas están en condiciones de ganar al PP.

La responsabilidad otorgada a Ciscar ha dejado claro, según miembros de la ejecutiva federal, que Almunia mantiene su confianza en el secretario de Organización a pesar de su fracaso en el congreso de los socialistas valencianos. Almunia asistió al comienzo de la reunión, celebrada a puerta cerrada, para estar presente en el reparto de responsabilidades y señalar las primeras ideas generales sobre la larga campaña que, a efectos internos, ya ha despegado.La creación del comité electoral fue aprobada en julio pasado, pero sólo ahora se ha fijado el organigrama y el reparto de tareas, que ha quedado así: Ciprià Ciscar, coordinador general; Juan Manuel Eguiagaray, programa electoral; Alfredo Pérez Rubalcaba, relaciones con los medios de comunicación; Luis Martínez Noval, relaciones con los parlamentarios regionales; Ramón Jáuregui y Alfonso Perales, relaciones con los cargos públicos autonómicos y locales, respectivamente; Ignacio Varela, estrategia electoral; Ludolfo Paramio, publicaciones; Rosa Conde, apoyo técnico a los candidatos de todas las circunscripciones; Luis Pérez, acción electoral; Consuelo Rumí, acción sectorial; Micaela Navarro, políticas para la mujer y Alberto Pérez, políticas de juventud.

Tras el reparto de tareas, Almunia les instó a movilizar al partido y a trabajar en distintos sectores sociales, aunque constató cierta dificultad para pedir a las organizaciones territoriales un nuevo esfuerzo tras las elecciones autonómicas y municipales de junio pasado.

Asistentes a la reunión afirman que Ciscar impartió igualmente instrucciones organizativas y mostró "la misma actitud de siempre", de lo que deducen una cierta recuperación tras el varapalo personal y político que le supuso el congreso del PSPV, que culminó con la dimisión de sus principales protagonistas a excepción de él mismo.

Joaquín Almunia ha hecho oídos sordos a quienes se preguntan por qué ha aceptado la dimisión de Joan Lerma como secretario de Empleo y no la de Ciscar. La explicación, según miembros de la ejecutiva, es que aun constatando el "fracaso" del secretario de Organización en Valencia, su trabajo al frente de la organización federal le hace merecedor, a ojos de Almunia, de continuar con su tarea.

Estos interlocutores llaman también la atención sobre la presencia de Eguiagaray entre los hombres de confianza de Almunia. De hecho, asumirá el área de Empleo tras el cese de Lerma hasta que, según marcan los estatutos del PSOE, un comité federal nombre a un sustituto a propuesta de la ejecutiva. Nadie aventura candidatos al cargo y las fuentes consultadas consideran que Eguiagaray compatibilizará durante un tiempo su cargo de responsable de Economía con el de Empleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de septiembre de 1999

Más información

  • Almunia quiere que cale el mensaje de que se puede ganar al PP