Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Pacto intergeneracional

Dice Joaquín Estefanía en su columna de EL PAÍS del domingo 19 de septiembre: "Las pensiones forman parte de un pacto intergeneracional implícito, mediante el cual los padres pagan la educación de sus hijos y éstos pagan las pensiones de sus padres". Ese párrafo está contenido en libros de texto de economía y se suelta, con ligereza, en cursos y colaboraciones sobre el tema de las pensiones..., pese a ser radicalmente falso. De hecho, una persona que esté a punto de jubilarse ha pagado los gastos de alimentación, cuidado y educación de sus hijos, y ha pagado también, simultáneamente, su futura pensión, a través de sus contribuciones a la Seguridad Social, sin olvidar las cuotas patronales pagadas por la empresa para asegurar esa misma futura pensión del trabajador.Por tanto, la pensión del padre ya está "ganada", como si los descuentos mensuales hubieran sido guardados bajo el colchón, y los hijos no tienen que pagar al padre ninguna pensión. Ese pacto intergeneracional tenía sentido cuando no había sistema de pensiones: "Alimento y cuido a mis hijos en su niñez, ellos me cuidarán y alimentarán en mi vejez". Es la actuación de los gobiernos (en tanto que administradores estatales), diluyendo las contribuciones en gastos corrientes, la que no deja más salida que tener que recaudar a los jóvenes de hoy para pagar las pensiones de los mayores, pese a que éstos ya las ahorraron "a la fuerza". Un pensionista no debe, económicamente, nada a los cotizantes de turno, aunque sean sus propios hijos, cuando percibe su renta mensual.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 1999