Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TRIBUNALES La Audiencia anula un juicio y ordena reabrir un caso para comprobar si existió la droga teóricamente robada

La Audiencia de Valencia acordó ayer la suspensión de una vista oral para que la titular del Juzgado de Instrucción número 17 de Valencia, Carmen García Mingo, compruebe si los 107 kilos de cocaína teóricamente robados por los dos procesados -en prisión por ese motivo durante cerca de tres y dos años- existieron y, en consecuencia, pudieron ser sustraídos. Kafkiano para algunos y surrealista para otros. Han pasado casi tres años, lo bien cierto es que el robo perpetrado en enero de 1997 en el edificio de Sanidad exterior en Valencia aún tardará un tiempo en ser aclarado. Entonces, según la fiscalía, una banda de delincuentes, tan organizada como cualificada, se valió de un butrón para robar de esas dependencias -utilizadas por las autoridades para guardar, analizar y destruir la droga incautada- la cocaína. Ésta y los 75 kilos de otras sustancias que también desaparecieron están valoradas en 1.230 millones de pesetas. Ahora, por dificil que parezca, los letrados de la defensa, Javier Gimeno y José Emilio Rodríguez Menéndez, han puesto en duda la existencia misma de la droga. Según el primero, hay un certificado judicial que, de no ser incorrecto, probaría que la droga teóricamente sustraída nunca llegó a Sanidad Exterior. Por ello, nunca pudo ser robada y, como conclusión final, los acusados no habrían delinquido. El presidente del tribunal, Domingo Boscá, y el fiscal de sala, Antonio Montabes, aceptaron la petición de los letrados, aunque no se avinieron a dejar en libertad a los encausados. Gimeno y Rodríguez Menéndez lamentaron esa decisión, que junto con la "calamitosa" investigación siguen "privando de libertad" a sus clientes. García Mingo, por contra, defendió la investigación del caso. "La instrucción fue rápida, de cerca de un año, lo que no sé es por qué la audiencia tarda tanto en celebrar el juicio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 1999