Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La muestra de Mapplethorpe en Valencia indaga en la búsqueda de la perfección física del fotógrafo del pop

Robert Mapplethorpe es el fotógrafo del pop cuya búsqueda de la perfección física le conduce a la estética griega para crear sus composiciones y retratos de esculturales cuerpos desnudos. Así definió ayer el comisario de la exposición retrospectiva, Chistian Caujolle, al célebre fotógrafo norteamericano (1946-1989) al que la sala Parpalló del Centre Cultural La Beneficència le dedica una exposición retrospectiva compuesta por 137 fotografías originales. Mapplethorpe fue el único representante del pop que permaneció siempre fiel a la fotografía desde sus primeras experiencias con las polaroid en compañía de Andy Warhol. La exposición se abre con una serie de autorretratos en los que la mirada del artista es cada vez más sabia y también más dura, acercándose al final de su vida. Prosiguen las imágenes, algunas inéditas, de la cantante Patti Smith y los impecables retratos de amigos y protagonistas de la cultura contemporánea, como el propio Warhol, los escritores William Burroughs o Bruce Chatwin, la actriz Isabella Rossellini, el director de teatro Robert Wilson, el músico Philip Glass o el artista David Hockney, entre otros. A continuación se han colocado las fotografías de flores y desnudos masculinos y femeninos, y entre todos los bloques temáticos, un panel y un cartel indicativo de que los menores deben ir acompañados por adultos resguardan las obras de las carpetas X y Z, fotografías de hombres negros, mostrando explícitamente sus órganos sexuales, y de contenido sadomasoquista, que se exhiben por primer vez en el tamaño y orden que fijó Mapplethorpe. A este respecto, el comisario señaló que Mapplethorpe no realizó estas imágenes para que enseñarlas a los niños. Saliendo al paso de cualquier polémica a propósito del modo de exhibir estas fotografías, Caujolle y Marisa Cardinale, directora de exposiciones de la Fundación Mapplethorpe, depositaria de sus fondos y también benefactora de la investigación en la lucha contra el sida, manifestaron su satisfacción por el modo en que se ha organizado la exposición y comentaron que es habitual la advertencia a los menores en otros museos del mundo que han expuesto la obra de Mapplethorpe. El comisario de la muestra, que se clausurará el 28 de noviembre, también aludió a que la obra -para la que rechazó como no pertinente calificarla de homosexual- del fotógrafo suscita más polémica ahora, en los tiempos de lo "políticamente correcto", que en los años setenta. A la presentación también asistieron el diputado provincial de Cultura, Antonio Lis, y el director de La Beneficència, Manuel Muñoz, entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 1999