Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Consuelo Reyna, destituida como directora de "Las Provincias"

Discrepancias en la editora del diario conservador valenciano

El consejo de administración de Federico Doménech SA, editora del diario valenciano Las Provincias, destituyó ayer a la directora, María Consuelo Reyna. La periodista, de 55 años, llevaba siete años en el cargo, al que accedió desde la subdirección convirtiéndose en la quinta persona que dirigía el rotativo fundado en 1866 por Teodor Llorente. El actual subdirector, Francisco Pérez Puche, ocupará el cargo en funciones.

La salida de Reyna de la dirección de Las Provincias es fruto de las tensiones internas en el seno del Consejo de Administración de la editora, que se reparten a partes iguales las familias Zarranz y Reyna-Doménech, ambas descendientes de Federico Doménech, primer impresor del periódico. Los accionistas vinculados a la familia Zarranz se habían mostrado en repetidas ocasiones reticentes con la línea de anticatalanismo impulsada por la directora del periódico, pese a que el comunicado hecho público ayer para anunciar el relevo destacaba la "tarea ímproba" de Consuelo Reyna "a la hora de definir y sostener los signos que proclaman la inequívoca personalidad valenciana".A este desacuerdo se unió la pérdida de influencia del diario en los últimos años y el estancamiento en ventas. En 1998, la difusión diaria media de Las Provincias fue de 55.850 ejemplares, según la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), a muy corta distancia de su seguidor, el diario Levante, que ha recurrido esas cifras por considerar que no se corresponden con la realidad.

Fuentes cercanas al consejo de administración de Las Provincias añaden que "la confusión" del periódico con los negocios particulares de Jesús Sánchez Carrascosa, esposo de la ya ex directora, ha sido determinante en este relevo. Sánchez Carrascosa, que fue el primer jefe de gabinete del presidente de la Generalitat valenciana, Eduardo Zaplana, dirigió después la Radiotelevisión valenciana y actualmente es el máximo responsable de la televisión alegal Valencia Te Ve. Precisamente, las tensiones entre las dos facciones del accionariado han tenido como escenario Valencia Te Ve. La directora propuso la entrada del periódico en el capital de dicha televisión local, lo cual fue rechazado por el consejo. Otro punto de fricción fue la oposición de los consejeros al nombramiento de un redactor jefe propuesto por la directora.

A pesar de todas las tensiones, la situación se mantuvo hasta que uno de los accionistas vinculado a la familia Reyna-Doménech, y en concreto uno de los hermanos de la directora, se ha desmarcado a favor de la familia Zarranz. Personas conocedoras de la operación indican que la familia Zarranz desea abrir el capital del periódico a otros posibles accionistas, como el Grupo Correo -que de momento no tiene planes de inversión al respecto- o Telefónica.

Al final del franquismo, María Consuelo Reyna realizó como subdirectora -cargo desde el que en la práctica dirigía el diario- una apertura del periódico, portavoz tradicional de la derecha valenciana, hacia posiciones más tolerantes. A finales de los años setenta, sin embargo, el diario lideró un giro de la UCD y otros sectores de la derecha local hacia posiciones radicales en cuestiones culturales y lingüísticas, abriendo una polémica social que se ha extendido hasta nuestros días. El cambio de tendencia de personajes públicos de la transición valenciana, entre ellos Manuel Broseta, arrastró a Reyna hacia una línea marcadamente conservadora y de postulados de un anticatalanismo radical. Desde Las Provincias apoyó la creación del partido regionalista Unión Valenciana, del que en los últimos tiempos se había desvinculado para apoyar al PP y a Eduardo Zaplana.

Reyna, una de las escasas directoras de diarios de la prensa española, se despidió ayer de la redacción, pero no hizo declaración pública alguna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de septiembre de 1999