Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera línea de metro financiada con fondos europeos llega a su meta

La línea 8 de metro, que une Hortaleza (estación Mar de Cristal) con el aeropuerto, alcanzó ayer su meta al inaugurarse el último tramo de 1.400 metros que alcanza el pueblo de Barajas. Un 85% del coste de la ampliación ha sido financiado con fondos europeos. El presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), se felicitó por una obra que supone la "transformación de Madrid". Los vecinos reclamaron autobuses para ir al hospital de Ramón y Cajal, porque la línea nueva "no soluciona el problema".

Los vecinos se quejan de que el metro llegue al distrito de Barajas pasando por debajo de barrios importantes, como la Alameda de Osuna, sin abrir una estación que les permita utilizarlo. El vicepresidente regional, Luis Eduardo Cortés, explicó que la línea 8 está pensada para comunicar rápidamente el centro de la capital con el aeropuerto (aunque todavía queda muy lejos del centro), sin paradas intermedias. "Así son las condiciones que nos impuso Europa para financiar la obra", dijo. En el futuro, esta línea (Mar de Cristal, Campo de las Naciones, Aeropuerto y Barajas-Pueblo) se alargará para llegar a Nuevos Ministerios parando en una estación intermedia (Colombia). También abrirá una puerta en la nueva terminal del aeropuerto. Cuando esté terminada, en el 2002, habrá costado cerca de 80.000 millones de pesetas. Ruiz-Gallardón pidió a los madrileños que se comprometan "más con la excepcional transformación que experimenta Madrid con la ampliación del metro". Cortés les pidió otra cosa: "Que viajen por el mundo y comparen".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1999

Más información

  • La mayoría de los vecinos de Barajas no puede acceder al servicio