Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Gallagher se quedan solos en Oasis

La popular banda de Manchester pierde a dos músicos en quince días

Liam y Noel Gallagher pierden compañeros por el camino, pero siguen decididos a continuar su historia de éxito al frente de Oasis. Ambos hermanos confirmaron ayer la salida voluntaria y amistosa del bajista Paul MacGuigan, alias Guigsy, miembro fundador de la formación. Su dimisión se produce a las dos semanas de la pérdida del guitarrista Paul Arthurs, Bonehead, uno de los pilares de contención de los brotes de agresividad de los líderes de Oasis.

La desmembración de Oasis no afecta, al menos en público, al talante de Liam y Noel. Ambos hermanos, cantante y compositor, respectivamente, derrocharon buen humor y, sorprendentemente, cierta modestia al someterse ayer en Londres a las preguntas de un pelotón de periodistas británicos y extranjeros. Llevaban sus características cazadoras -blanca la de Liam y negra la de Noel-, gafas de sol y similares cortes de pelo al estilo retro de los setenta. El encuentro tuvo lugar en el teatro-bar The Water Rats, donde Oasis dio su primer concierto londinense, hace ya cinco años. La ocasión no podía ser más distinta. En el apogeo de su popularidad, con el público volcado en sus discos a pesar de las malas críticas que recibió la última entrega, Be here now, de 1997, Liam y Noel tuvieron que reconocer las serias fisuras de su formación. "Nos sorprendió en un principio, pero tenemos que seguir", dijo Noel.La primera sorpresa la proporcionó Bonehead al anunciar, según se confirmó hace dos semanas, su inminente salida del grupo. El golpe definitivo no tardó en llegar. Hace dos días, otro de los fundadores, el bajista Guigsy informó a los Gallagher de que dejaba el rock and roll por las rutinas cotidianas propias de un padre de familia. Ya sólo queda en Oasis, al margen de los hermanos, el batería Alan White, que sustituyó al original Tony McCarrol en 1995.

"Lo veíamos venir. Mostraban menos entusiasmo y querían pasar más tiempo con sus hijos. Es natural. Quizá nosotros también cambiaremos ahora que vamos a ser padres", justificó el compositor. Ambos músicos abandonan el oasis con la tarea cumplida. Han grabado ya sus respectivos instrumentos en la serie de canciones que compondrán el nuevo disco de estudio, el cuarto desde su contrato con Creation en octubre de 1993. "No hubo tensiones durante la grabación", señaló Noel. "Nadie es más grande que la banda", reiteró Liam ante la insinuación de que la desmesurada fama de los dos hermanos podría haber sido el detonante de la deserción. Ambos líderes se ocupan actualmente de las mezclas del disco, previsto para salir al mercado el próximo febrero, y se enfrentan ahora a un duro trabajo. Deben seleccionar a los sustitutos de Bonehead y Guigsy con el tiempo suficiente para tomar la carretera en marzo del 2000. "Somos amigos desde hace más de quince años, así que será muy raro elegir a otro guitarrista y bajista. Pero no queremos músicos de estudio, sino gente que nos entienda y sea un poco como nosotros. Nos lo tomaremos con calma y desde luego no cogeremos a los dos primeros que llamen a la puerta. Dada nuestra mala reputación, quizá no habrá una estampida", confesó Noel. Noel, recientemente, contribuyó en las grabaciones del grupo de nueva formación, Tailgunner. "No es mi grupo", advirtió ayer. Su banda sigue siendo Oasis, fundada inicialmente por Liam, la fuente de una fortuna personal que se estima en más de 6.000 millones de pesetas. El mayor de los Gallagher controla los derechos de la mayoría del repertorio de Oasis y es el compositor por excelencia de la próxima entrega, que, de acuerdo con sus recientes declaraciones, lleva el título provisional de Where did it all go wrong? (¿Dónde empezó a ir todo mal?). Ayer, ni Liam ni Noel confirmaron si un título tan apropiado será el definitivo en la nueva trayectoria del grupo contemporáneo más popular del Reino Unido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de agosto de 1999