Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una serie portuguesa refleja la guerra civil española desde el país vecino

La guerra civil española vista por los portugueses será el eje de La raya de los miedos. El rodaje de esta serie, una producción de Multicena, se ha iniciado esta semana en Portugal. El autor, Francisco Moita Flores, explica que su objetivo consiste "en reconstruir las emociones, los miedos y las supersticiones que atravesaron los dos pueblos a ambos lados de la frontera y, por otro, destacar los lazos de solidaridad y convivencia entre las poblaciones fronterizas". Además de la tragedia, La raya de los miedos retrata también una historia de amor.

El rodaje de la serie, que constará de 13 capítulos, se prolongará por espacio de dos meses y se estrenará en enero del próximo año en la Radio Televisión Portuguesa (RTP), el primer canal público. El autor asegura que la producción de La raya de los miedos huye "de todas las modas, o sea, es inédita y no pretende imitar ni adaptar formatos televisivos ya existentes". Los escenarios tendrán como plano de fondo la región portuguesa del Alentejo, el bastión comunista de Portugal, y las áreas fronterizas con España cerca de Badajoz. La serie cuenta con actores muy conocidos en Portugal y la participación del español Luis Lorenzo.Moita Flores explica que La raya de los miedos "está dedicada a cuatro hombres que vivieron la guerra civil española intensamente: monseñor Josep Llorens, Joaquím Nabeiro, José Marcelino y el padre Teixeira". De los dos sacerdotes y su intervención en la contienda española nació el personaje del padre Anselmo, y de los otros dos, el de José Henriques. ¿Y qué tienen en común estos cuatro hombres? A juicio de Moita Flores, "todos fueron testigos de esa guerra, la vivieron de forma muy intensa y su vida quedó marcada por el trágico acontecimiento que atravesó España entre 1936 y 1939".

El autor explica que "los dos sacerdotes asumieron en Portugal y España posiciones semejantes, entendieron la guerra como una lucha fratricida a la que urgía poner fin y no quisieron saber nada de ideologías. Los dos auxiliaron a todo tipo de víctimas, independientemente del frente al que pertenecieran. Por otro lado, Joaquím Nabeiro, todavía vivo, y José Marcelino, muerto al final de la contienda, "compartieron su vida con mujeres españolas de las que se enamoraron. Los dos eran contrabandistas, y la historia de la Unión Europea les ha convertido en pioneros de un nuevo tiempo en que las fronteras no son límites para el comercio y la solidaridad".

La mayor parte de los acontecimientos que relatará La raya de los miedos están basados en episodios verídicos, que ocurrieron, fundamentalmente, en la zona fronteriza de Barrancos, Mourão y Campo Maior en el verano de 1936. Además de la consulta de documentos en España y Portugal sobre esa época, los responsables han recogido testimonios de más de 200 personas que vivieron la tragedia.

Moita Flores explica que la serie "no pretende realizar una reconstrucción histórico-política de aquellos hechos", sino "reconstruir la historia de la mentalidad, las creencias, los miedos y las supersticiones que atravesaron, involuntariamente por la guerra, los dos pueblos a ambos lados de la frontera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de agosto de 1999

Más información

  • 'La raya de los miedos' está inspirada en hechos históricos