_
_
_
_
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Serrat y su público

Luego de leer la crónica sobre el recital de Joan Manuel Serrat en Málaga, en que el periodista hace interesantes y correctas apreciaciones de la relación de Juanito con su público, me vinieron a la memoria todos los momentos en que él estuvo presente desde mi adolescencia hasta estos 45 años. Como argentino, y más como porteño, Juanito ha representado exactamente aquello que necesitábamos oír en el momento justo en que ello debía ser oído. Cuando las costumbres aún cargaban lastres del pasado, él nos sacudía con Poco antes de que den las diez; cuando nuestra música se iba separando irremediablemente de la gran poesía hispánica, él nos conmovía con el disco tal vez más hermoso que haya producido la lengua española, Miguel Hernández; cuando la libertad estaba "desaparecida", aquí y en los otros países vecinos, él proponía El Sur también existe. Y en el medio de todo esto, los pequeños y maravillosos meandros de la vida afectiva, las delicias de la subjetividad, el recuerdo de las cosas menudas, de la infancia, de la muerte, de la separación. Siempre con una mirada que deberían tener muchos europeos, no de arrogancia, sino de compañerismo y enseñanza, para con los "hijos de abajo".No bien se instaló la democracia en Argentina, Serrat se dio el lujo de cantar ante 200.000 personas en la plaza del Congreso. Ni un político carismático había logrado tamaña convocación. Demostración palmaria de un pueblo que lo ama y que le devuelve todo el amor que él sabe dar, estética e ideológicamente. Bravo, Juanito.-

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_