Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un barco recoge a 13 inmigrantes que viajaban en una patera en apuros

Un barco mercante recogió en la noche del jueves, a unas 17 millas de las costas de Málaga, a 13 inmigrantes marroquíes que viajaban en una frágil patera que estaba en serios apuros a causa del estado de la mar. El patrón del barco avisó después a una patrullera de la Guardia Civil, que trasladó a los magrebíes hasta el cuartel de Algarrobo, a unos 15 kilómetros de la capital de la Costa del Sol.El mercante Volcanes navegaba rumbo a Melilla cuando descubrió poco antes de las 10 de la noche a una patera de dos motores fuera borda, que se hallaba en peligro debido a que el mar estaba picado. El capitán del buque, tras invitar al piloto de la embarcación a que se colocara a su costado, recogió a los 13 pasajeros.

El capitán del mercante avisó a las 10 de la noche a la Guardia Civil, que envió a una patrullera a su encuentro, según confirmaron fuentes del instituto armado. Los agentes se hicieron cargo de los inmigrantes al filo de la madrugada y dos horas más tarde los desembarcó en el cuartel de Algarrobo. Todos eran varones con edades entre los 20 y 30 años. Inmediatamente después se iniciaron los trámites para su repatriación.

Fuentes policiales sospechan que la patera había zarpado de algún punto próximo a Melilla con destino a las costas de Almería, zona frecuente de desembarco de inmigrantes clandestinos. Sin embargo, la barca empezó a atravesar dificultades al navegar a la altura de Málaga, sin que se haya podido precisar si se debió al estado de la mar o por avería de los motores.

Detenidos en Fuerteventura

La nueva ruta de las pateras, que este verano pasa más por las aguas próximas al archipiélago canario que por las del Estrecho, se confirmó ayer una vez más con la captura de otros 10 inmigrantes marroquíes. La Guardia Civil les sorprendió en la madrugada de ayer, tras arribar en una patera a la playa de Los Pajaritos, cerca de la localidad de Las Playitas, en Fuerteventura, según fuentes del instituto armado. Tras desembarcar a sus diez ocupantes, la patera regresó a las costas marroquíes -distantes más de 100 kilómetros de la isla canaria- con dos tripulantes a bordo.Los inmigrantes detenidos, cuyas edades oscilan entre 28 y 35 años, fueron trasladados a la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Puerto del Rosario a la espera de su repatriación. Según fuentes policiales, cada uno de ellos abonó 4.000 dirhams (unas 60.000 pesetas) por el pasaje.

Unos 40 inmigrantes indocumentados han sido detenidos durante este mes tras llegar en patera a Fuerteventura, y unos 400 en lo que va de año. El pasado 24 de julio, naufragó cerca de estas costas una patera en la que viajaban 21 marroquíes. Nueve de ellos murieron y cinco desaparecieron.

Por otra parte, la policía de Rojales (Alicante) localizó ayer a 73 inmigrantes ecuatorianos en situación de legalidad que vivían "en condiciones infrahumanas" en la obra donde trabajaban subcontratados, informa Efe. El empresario de la subcontrata ha sido localizado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 1999